EE UU

El Pentágono aprueba la construcción en Alaska de un sitio de pruebas del escudo antimisiles

Washington considera que esta nueva instalación no supone una violación del tratado antimisiles ABM, firmado con la Unión Soviética en 1972

EFE Washington 22 AGO 2001 - 00:00 CET

Los planes de la administración Bush pasan por disponer antes de 2005 de un escudo antimisiles por tierra, mar y aire.

La portavoz de la Organización de Defensa contra Misiles Balísticos, Pam Bain, ha dicho hoy que "la preparación del sitio se limitará a la tala de árboles, nivelación del suelo e instalación preliminar de servicios y caminos". "Los trabajos comenzarán en una semana aproximadamente", ha agregado.

La administración del presidente George Bush llegó a la conclusión de que los comienzos del trabajo no violan el tratado antimisiles balísticos, firmado en 1972 con la Unión Soviética.

El tratado prohíbe el desarrollo de sistemas de defensa contra misiles balísticos que cubran todo un país, y limita la construcción de esos sistemas a un solo sitio.

60.000 millones de dólares

El presidente Bush ha aprobado los trabajos preliminares para la construcción, a un costo calculado en 60.000 millones de dólares, de un sistema que, con radares avanzados, satélites de espionaje y misiles interceptores, será capaz de detectar, rastrear y destruir los proyectiles lanzados por enemigos no identificados.

El sitio de pruebas se construirá en la base del Ejército en Fort Greeley, al sudeste de Fairbanks, en Alaska, y ocupará una porción de las 267.500 hectáreas del predio militar.

Según las indicaciones que ha dado el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, en Alaska se instalará un radar avanzado que, coordinado con satélites de observación, podrá detectar el lanzamiento de un misil balístico desde algún enemigo potencial, como Corea del Norte.

El aviso que publicó el diario oficial Federal Register el viernes pasado explica que "existe una amenaza a Estados Unidos de misiles balísticos, y el desarrollo de un sistema eficaz de defensa contra misiles depende de las pruebas realistas de sus elementos".

"Fort Greeley es un sitio para el desarrollo potencial en Alaska de silos de misiles interceptores emplazados en tierra, instalaciones para comando y control de manejo de combate, y otras instalaciones de apoyo", ha agregado.

Hasta hace pocos días los promotores del programa lo llamaban Defensa Nacional contra Misiles (NMD por su sigla en inglés), pero el diario oficial señaló que ahora se llama Elemento Terrestre de Medio Curso.

El contrato se otorgó a la compañía Aglaq Construction Enterprise, de Point Hopen en el nordeste de Alaska. Esta firma también ganó en julio parte de un contrato de 7 millones de dólares para la construcción del sitio de radar de largo alcance en Cabo Lisburne, para el año 2003.

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana