CRISIS EN ARGENTINA

El ministro de Economía argentino presenta a Duhalde un plan para salir del 'corralito'

El proyecto propone el canje voluntario de depósitos por bonos y la eliminación de las restricciones para las nuevas operaciones

EUROPA PRESS Buenos Aires 25 MAY 2002 - 00:00 CET

El ministro de Economía de Argentina, Roberto Lavagna, presentó ayer al presidente, Eduardo Duhalde, el proyecto con el que pretende liberar los depósitos retenidos en el corralito a través de un canje voluntario de los fondos incautados por bonos, según informaron fuentes del Palacio de Hacienda.

La iniciativa será estudiada por Duhalde durante el fin de semana y presentada el próximo lunes en la reunión de gobernadores, a la que acudiría también Lavagna. "El proyecto está virtualmente terminado", explicaron las fuentes, tras asegurar que la iniciativa "no difiere

mucho" de lo que ya se conoce por la prensa. Además de proponer el canje voluntario de depósitos por bonos, el nuevo plan establece la eliminación total de las restricciones para las nuevas operaciones.

Durante el encuentro, Duhalde transmitió a Lavagna su decisión de analizar el borrador durante el fin de semana, mientras que el lunes buscaría el consenso de los gobernadores que asistan a la reunión que se realizará en La Pampa.

El valor de los bonos

El proyecto que captará la atención de Duhalde durante el fin de semana brinda un amplio menú a los ahorradores, que podrán optar por bonos en pesos o dólares. Según trascendió, podrá elegirse un bono por el total del depósito o sólo por parte de él, contando además con la posibilidad de vender la parte del plazo fijo no convertido en la Bolsa de Comercio.

Estos bonos podrán ser utilizados para cancelar obligaciones financieras como créditos hipotecarios de vivienda única, préstamos personales con o sin garantía hipotecaria y los créditos prendarios para la compra de coches. A ello se suma la cancelación de impuestos nacionales, provinciales y municipales, excepto los aportes a la seguridad social, riesgos del trabajo y el impuesto al cheque.

El nuevo plan no implicará la fijación de tope alguno para el retiro de efectivo de las cuentas de sueldos, posibilidades que había generado roces entre el Ministerio de Economía y el Banco Central.

Fuera del corralito quedarán los ahorradores mayores de 75 años que tengan graves problemas de salud, o aquellos que hayan depositado sus indemnizaciones o seguros de vida, a quienes se les ofrecerá un título en dólares con vencimiento en febrero de 2007, con cancelación en tres cuotas a partir de febrero de 2003.

Otras noticias

Trabajadores estatales argentinos quemaron ayer banderas americanas durante una manifestación en Buenos Aires. / REUTERS

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana