Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un informe de EE UU asegura que Irán necesita diez años para desarrollar una bomba nuclear

El régimen de Teherán desafió ayer a la UE al anunciar que reanudará las actividades nucleares en su central de Isfahán

Un nuevo informe de los servicios de inteligencia de Estados Unidos concluye que Irán necesita unos diez años para desarrollar la tecnología para fabricar bombas nucleares, según revela en su edición de hoy el diario The Washington Post. Hasta ahora, la Administración Bush ha mantenido oficialmente que el régimen iraní puede disponer de estas armas en cinco años.

El informe, que ha sido encargado por el Gobierno y tiene carácter clasificado, señala que hay datos que hacen pensar en que Irán está llevando a cabo trabajos clandestinos pero asegura que no hay ninguna información que los relacione a un hipotético programa de armamento nuclear.

El diario cita a tres fuentes oficiales que coinciden en señalar que este nuevo estudio, conocido como Estimación de la Inteligencia Nacional, expresa no obstante cierta incertidumbre sobre si Irán ha decidido o no fabricar este tipo de armas.

Desafío a la UE

Irán anunció ayer, en vísperas de la toma de posesión del nuevo presidente, Mahmud Ahmadineyad, prevista para mañana, su intención de reanudar las actividades nucleares en su central de Isfahán. Teherán había interrumpido estas actividades en mayo tras llegar a un acuerdo con Alemania, Francia y Reino Unido, los tres países europeos encargados de negociar con el régimen iraní.

Uno de los negociadores iraníes, Alí Agha Mohammadi, trató de justificar la medida al afirmar que la UE no ha cumplido su palabra de presentar un plan de cooperación satisfactorio para su Gobierno. Bruselas, por su parte, cree que se trata de una maniobra iraní para negociar en una posición de fuerza, ya que la oferta europea de cooperación no está todavía cerrada.

La rotura de los precintos de la central de Isfahán es un proceso técnico que lleva varios días. Teherán pidió al OIEA que sus inspectores tomasen las medidas necesarias para hacerlo, y anoche un portavoz del Gobierno iraní anunció que expertos iraníes y de la ONU habían comenzado los trabajos. Irán insiste en que su programa nuclear está dirigido a generar energía y no a fabricar armas nucleares.