El huracán Stan deja en Guatemala más de 500 muertos y tres millones y medio de damnificados

La embajada de España en Guatemala asegura que no hay españoles entre las víctimas.-El Gobierno envía un avión con artículos de primera necesidad

AGENCIAS Guatemala 9 OCT 2005 - 22:58 CET

Más devastador que el Mitch, el ciclón Stan está dejando en Centroamérica una estela de destrucción. Según los últimos datos oficiales, 519 personas han perdido la vida en Guatemala, aunque la cifra podría aumentar drásticamente si se confirma las informaciones oficiales que hablan de 1.400 desaparecidos bajo una avalancha de lodo y barro que ha sepultado literalmente el pueblo de Panabaj. Además, según los últimos datos gubernamentales, Stan ha dejado un total de tres millones y medio de personas damnificadas.

El portavoz de los bomberos, Mario Cruz, ha explicado que la tragedia se desencadenó tras producirse una avalancha de lodo que sorprendió a los habitantes de esta localidad. La mayoría de ellos terminó sepultado bajo el barro y las rocas, en algunos casos con una capa de lodo de 12 metros de grosor. El último informe de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) señala que muchos de los fallecidos en diferentes puntos del país son niños.

No hay españoles entre las víctimas

El embajador de España en Guatemala, Juan López Dóriga, ha confirmado que por el momento no se tiene conocimiento de que ningún ciudadano español se encuentre entre las víctimas. La Embajada ha logrado mantener contacto con 27 españoles que se encuentran "en perfecto estado", a pesar de que están teniendo problemas para trasladarse a la capital y volar hacia España. Dóriga ha señalado que cinco ciudadanos españoles ya se encuentran en la capital, Guatemala, y que un nuevo grupo procedente de Panajachel, oeste del país, llegará en las próximas horas.

La secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín, ha anunciado hoy el envío de un avión con artículos de primera necesidad a Guatemala y El Salvador, los dos países más afectados por el ciclón Stan. Pajín ha explicado que personal de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) trabaja ya en en la zona distribuyendo alimentos y agua potable entre la población, además de medicamentos y material higiénico. "Guatemala es una catástrofe contundente", ha dicho Pajín. "Hay zonas donde aún no se conoce la dimensión porque no hay acceso. Miles de personas se han quedado sin techo y se necesita mucha ayuda". Hasta ahora se ha puesto a disposición de los afectados más de 60.000 litros de agua, 2.000 libras de frijoles, 1.500 botellas de agua, plásticos, material higiénico y 8.000 kits de primera necesidad, gracias a la cooperación con las ONG españolas, que atienden a 150.000 personas.

Ayuda internacional

El presidente guatemalteco, Oscar Berger, que el pasado miércoles declaró el "estado de calamidad pública", dijo ayer que "la cantidad de muertos y desaparecidos es una triste incógnita". La ayuda internacional empezó a llegar al país el pasado jueves procedente de diferentes partes del mundo, pero la destrucción de las carreteras ha impedido que ésta sea distribuida a todas las comunidades afectadas. Los gobiernos de España, México, Francia, Japón, EE UU, Taiwán, Italia, Colombia, Alemania, Panamá y Venezuela, atendieron ayer las solicitudes de apoyo hechas por El Salvador y Guatemala, para hacer frente al desastre.

En paralelo a las pérdidas de vidas, los cálculos provisionales realizados por las autoridades del país elevan a 135 millones de dólares los daños causados en la agricultura, con especial incidencia en las plantaciones de café, maíz y frutas. Además, en las últimas horas se han registrado casos de especulación en el precio de productos básicos, como el agua y la gasolina, así como numerosos robos en casas que han quedado abandonadas por familias que han sido evacuadas.

Otros países vecinos también están gravemente afectados. En El Salvador, según el Comité de Emergencia Nacional (COEN) las precipitaciones han dejado desde el domingo pasado al menos 67 personas muertas. Para colmo de males, el volcán de Santa Ana, ubicado a unos 50 kilómetros al oeste de la capital salvadoreña, ha empezado a arrojar ceniza, gases y fragmentos de roca. Stan también se ha cobrado la vida de 11 personas en Nicaragua, cuatro en Honduras y dos en Costa Rica, además de 21 en México.

Cruz Roja activa el 902 222 292

La Cruz Roja ha organizado su ayuda a El Salvador y Guatemala y México a través del teléfono 902 222 292 y las cuentas de emergencia abiertas en los principales bancos y cajas de ahorros en todo el país. Según la organización, en esta primera fase de ayuda los voluntarios están atendiendo las necesidades con equipos de higiene personal, alimentos y ropa de abrigo. Esta organización humanitaria considera que, dada la magnitud del desastre, se necesitará seguir apoyando a estos países en una segunda fase de rehabilitación de las infraestructuras dañadas, como escuelas, centros de salud, agua y saneamiento de vivienda.

Otras noticias

En la imagen, varias personas son evacuadas tras quedar seriamente dañado el puente de Ciudad Hidalgo (Chiapas), en la frontera de México con Guatemala. / AP

Unas 1.400 personas han muerto sepultadas al producirse una avalancha de lodo en la localidad guatemalteca de Panabaj. / REUTERS

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana