Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castro, Chávez y Evo Morales firman en La Habana un pacto de integración regional frente a EE UU

Los tres gobernantes han suscrito un tratado que impulsa la Alternativa Bolivariana para las Anméricas

Los presidentes de Cuba, Fidel Castro; Venezuela, Hugo Chávez; y Bolivia, Evo Morales, suscribieron ayer en La Habana un tratado de comercio que impulsa la Alternativa Bolivariana para las Anméricas (ALBA) como plataforma para la integración regional, modelo con el que pretenden hacer contrapeso al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) que promueve EE UU, de corte neoliberal. Así, los tres gobernantes firmaron dos acuerdos que implican la incorporación de Bolivia al ALBA suscrito entre Cuba y Venezuela y la adhesión de los tres países al Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP) propuesto por Morales.

Durante una ceremonia celebrada en el Palacio de Convenciones de la capital cubana, los presidentes suscribieron los acuerdos de Contribución y Suscripción de la República de Bolivia a ALBA y el de Aplicación de la ALBA y Tratado de Comercio de los Pueblos. Éste último implica aranceles cero para el comercio de varios productos, entre ellos la hoja de coca y la soja, aunque aún no se ha hecho público su contenido ni la fecha de entrada en vigor.

El ALBA, una iniciativa de Chávez en contraposición al ALCA defendido por Washington, contempla, entre otros aspectos, cooperación económica, integración energética,

fomento de capitales iberoamericanos, respeto al papel del Estado como regulador de la actividad económica, defensa de la identidad de los pueblos y concertación de posiciones a nivel internacional.

"Niveles más altos de desarrollo"

La ministra cubana de Inversión Extranjera, Marta Lomas, explicó que el ALBA "constituye un modelo de integración basado en la sociedad y la voluntad común para avanzar hacia niveles más altos de desarrollo". Lomas subrayó la eficiencia de los acuerdos firmados entre Cuba y Venezuela en el marco del ALBA, no sólo en materia comercial sino con proyectos como la Operación Milagro, para atender a enfermos latinoamericanos con escasos recursos, y las misiones de alfabetización en Venezuela. Además, apuntó que ambos países avanzan en la creación de empresas mixtas para el desarrollo de actividades de interés común que se sumarán a las seis creadas en el último año, tras los acuerdos del ALBA suscritos por Chávez y Castro en La Habana en mayo del 2005.

Según cálculos oficiales, el comercio bilateral superó el pasado año los 2.300 millones de dólares, unos 1.500 millones correspondientes a la factura energética. Venezuela suministra más de 90.000 barriles diarios de petróleo a Cuba a precios preferenciales que la isla retribuye con servicios médicos y de educación.