Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

BBVA y Zurich transfieren sus acciones a la petrolera estatal boliviana

El Gobierno de Evo Morales aplaza tres meses la negociación de los contratos petroleros hasta tener la auditoría

Las filiales del grupo financiero español BBVA y de la aseguradora suiza Zurich han transferido hoy a la empresa estatal boliviana YPFB las acciones que gestionaban de tres petroleras nacionalizadas y que tienen un valor de 563 millones de euros, según la Entidad Boliviana de Valores (EDB). Por otro lado, la negociación entre el Gobierno de Bolivia y las petroleras para la firma de nuevos contratos se aplazará tres meses, hasta la finalización de una auditoría de la inversión efectuada por las compañías. Así lo ha anunciado esta noche hora española el ministro boliviano de Hidrocarburos, Andrés Solíz.

El gerente general de la EBD, Javier Aneiva, afirmó hoy que el BBVA y Zurich Financial Service "ya han solicitado la transferencia e internamente se está haciendo un procedimiento de verificación". "Se están procesando todavía las órdenes pero parece que no hay ningún problema", indicó Aneiva. La operación fue confirmada también por fuentes la administradora de fondos de pensiones "Previsión", filial del BBVA, que prefirieron "no hacer más observaciones al respecto". La transferencia se realizó a una cuenta de YPFB abierta el jueves en el Banco Unión, de propiedad del Estado.

Ambas filiales tenían de plazo hasta hoy para efectuar la transferencia, en cumplimiento de un decreto dictado el

pasado lunes por el ejecutivo de La Paz. Dicho decreto complementa al promulgado el pasado 1 de mayo por el

presidente socialista Evo Morales para asumir "el control absoluto" del negocio petrolero, hasta ahora dirigido por varias multinacionales, entre ellas la hispano-argentina Repsol YPF y la brasileña Petrobras.

En cuanto al aplazamiento de la negociación de los contratos con éstas, el titular boliviano de Hidrocarburos explicó: "Estamos hablando de tres meses", hasta contar con el resultado del estudio, "para tener los otros tres (meses) destinados a la negociación de los contratos". La noche del miércoles, el Gobierno de Bolivia advirtió de que no negociará los nuevos contratos con las empresas petroleras que recurran a arbitrajes internacionales contra el decreto de nacionalización.

El coste de la perforación de pozos

Según el ministro Soliz, la decisión de aplazar ls negociación se debe a las discrepancias entre el Ejecutivo y las compañías afectadas por la nacionalización sobre la inversión que realizaron desde que tomaron control de los campos bolivianos, en la década pasada. Ha subrayado que la decisión también obedece a la necesidad de aclarar con precisión el gasto efectuado en el desarrollo de los pozos, porque las multinacionales presentan cifras que el Ejecutivo de La Paz no comparte. "Las auditorías nos van a demostrar si la perforación de pozos ha costado 35 millones de dólares", como dicen las petroleras, una cifra que Soliz considera excesiva en comparación con la conocida de las "perforaciones en el mar del Norte o Noruega (donde) apenas llegan a 15 ó 20 millones", ha añadido.

El ministro también ha declarado que "no es una gran novedad decir que casi todas las empresas petroleras manejan la doble contabilidad" para burlar el pago de impuestos. Asimismo, ha justificado la revisión contable porque "es parte vital del decreto supremo de nacionalización y (porque) tiene fuerza muy grande en la negociación frente a las petroleras". En la aplicación de la nacionalización de las reservas de gas y petróleo interviene directamente Morales, quien la semana pasada en Viena se reunió con el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en la IV Cumbre Europa-Latinoamérica.