Un terremoto en la isla indonesia de Java causa más de 3.000 muertos y cientos de heridos

El seísmo podría haber incrementado la actividad de un volcán cercano.- El Ministerio de Exteriores no tiene constancia de que haya víctimas españolas

AGENCIAS Yakarta 27 MAY 2006 - 21:18 CET

Un terremoto de intensidad 6,2 en la escala de Richter ha causado más de 3.000 muertos esta madrugada en la isla indonesia de Java, en concreto en la localidad turística de Yogyakarta. El seísmo se ha producido cerca de un volcán que mantiene la isla bajo alerta máxima desde hace semanas y cuya actividad podría haberse incrementado a raíz del terremoto. El último balance, ofrecido por el Ministerio de Asuntos Sociales, eleva la cifra de víctimas mortales a 3.068 fallecidos. La Cruz Roja cifra en cerca de 200.000 el número de ciudadanos desplazados de sus hogares por el seísmo.

Si usted o sus familiares se han visto afectados por el terremoto, envíenos su testimonio a afectadosterremoto@prisacom.com

"La mayoría de las víctimas tienen heridas en la cabeza. El flujo [de llegada de heridos] no desciende. La cifra de víctimas aún va a subir", ha indicado un responsable de la morgue del hospital de Bethesda. "Cada vez que hay un temblor, los trabajadores del hospital salen corriendo del edificio", ha añadido, en referencia a las réplicas al seísmo que aún se pueden sentir en la zona.

Testigos han indicado que cientos de edificios se han derrumbado por el terremoto, incluidas las sedes gubernamentales. Muchos heridos están siendo atendidos en la calle por miedo a nuevos derrumbos. En un solo hospital han sido atendidas más de 1.500 personas. La avalancha de heridos es tal que el principal hospital de Yogyakarta no tiene espacio suficiente, agua ni medicamentos para acoger todos los cadáveres y heridos, según han declarado fuentes del centro a la agencia misionera de noticias MISNA.

Mientras, la Cruz Roja internacional ha cifrado en unos 200.000 el número de afectados por el terremoto que han sido desplazados de sus hogares. "Se trata sólo de una estimación. Hay muchas personas aterradas con la idea de regresar a sus casas por temor a un nuevo seísmo", han declarado fuentes de la organización.

Aumenta la actividad del volcán

El temblor tuvo lugar poco antes de la seis de la mañana (las doce de la noche, hora peninsular española). El epicentro estaba bajo el mar, frente a las costas de la isla. El centro oficial de terremotos de Yakarta ha indicado que no se ha producido un maremoto a causa del seísmo. Yogyakarta se encuentra a 25 kilómetros al norte de la costa del océano Índico, y a 440 al este de Yakarta.

El Departamento de Vulcanología de Merapi ha indicado que la actividad en este volcán no ha sido la causa del terremoto. Sin embargo, "tras el seísmo hay más humo saliendo del cráter", añade uno de sus investigadores, que ha señalado que la actividad del volcán podría haberse incrementado a causa del temblor. Yogyakarta lleva varias semanas en alerta máxima a la espera de la erupción del Merapi.

"El volcán lanzó una nube de cenizas que nos puso el alma en vilo"

Carlos Olmo, un español que esta mañana se encontraba junto a otros viajeros cerca del volcán Merapi, afirma que minutos después de que se produjera el seísmo "el volcán lanzó una enorme nube de cenizas que nos puso el alma en vilo". Según ha relatado a ELPAIS.es, "de regreso a Yogyakarta hemos visto bastantes heridos, pasamos por delante del hospital y era un caos, la gente llevaba colchones de la calle al hospital, los heridos llegaban en los medios de transporte más variados, como motos, carros de caballos, etc..". "He visto varias carreteras con grietas, bastantes edificios dañados, sobre todo construcciones grandes, tipo centros comerciales, que ya son irrecuperables", afirma.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha afirmado no tener constancia de que pueda haber españoles entre las víctimas del terremoto, según ha informado un portavoz de la Dirección General de Comunicación Exterior. El Ejecutivo indonesio dice que, "en principio", no los hay, extremo que confirman tanto el embajador español en ese país, Dámaso de Lario, como el cónsul, Luis Mateos. El grupo de españoles que se encontraba de vacaciones en el hotel Meliá Yogyakarta se encuentra a salvo.

Otras noticias

El seísmo ha provocado graves daños en los edificios / AP

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana