Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU afirma que la guerra de Irak ha beneficiado a Al Qaeda

El informe encargado por el Consejo de Seguridad coincide con otro realizado por 16 agencias de inteligencia de EE UU

La guerra de Irak ha servido a Al Qaeda como centro de entrenamiento y reclutamiento, según un estudio de la ONU divulgado hoy y que confirma un informe en el mismo sentido realizado por los servicios de inteligencia de EE UU. El estudio, elaborado por expertos en terrorismo y realizado por encargo del Consejo de Seguridad, señala que Al Qaeda "se ha beneficiado al interpretar un papel central en la lucha (en Irak) y estimular el aumento de la violencia sectaria" en el país árabe.

"Irak le ha proporcionado (a Al Qaeda) muchos reclutamientos y le ha supuesto un excelente campo de entrenamiento", se afirma en el texto. El documento mantiene que el conflicto de Irak ha sido utilizado por "los combatientes de la guerra santa (islámica) para profundizar los sentimientos anti estadounidenses en el mundo árabe, y ganar adeptos para su movimiento", añade.

El estudio fue encargado con el objetivo de comprobar los efectos de las medidas decretadas por la ONU para aislar financieramente a Al Qaeda y el ex régimen afgano de los talibán tras el 11-S, y su divulgación coincide con la de un informe de los servicios de inteligencia de EE UU que arroja igual conclusión.

Conocer el informe íntegro

El informe de los servicios de espionaje norteamericanos revela que la guerra de Irak ha expandido el extremismo islámico, y el presidente de EEUU, George W. Bush, ordenó el martes desclasificarlo en parte (cuatro páginas) para, dijo, que los ciudadanos pudieran juzgar su contenido por sí mismos.

La oposición demócrata se ha basado en el informe para denunciar que el conflicto iraquí "ha agravado la amenaza" contra EEUU, y ha exigido que se conozca en su integridad, a lo que se opone la administración republicana de Bush. "No vamos a hacer público el documento porque no queremos poner en peligro la vida de la gente ni tampoco arriesgar las fuentes y los métodos", dijo hoy el portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow.