Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las quejas de Chávez marcan la II Cumbre de la Comunidad Sudamericana de Naciones

La cita concluye con buenas intenciones pero sin avances

La II Cumbre de la Comunidad Sudamericana de Naciones (CSN) ha concluido en la ciudad boliviana de Cochabamba con buenas intenciones pero sin avances, y marcada por las quejas del presidente venezolano, Hugo Chávez, que ha denunciado que no le han dejado debatir asuntos fundamentales.

A esta cumbre han asistido ocho de los doce presidentes que forman la organización, pero cuatro de ellos, el uruguayo Tabaré Vázquez, el peruano Alan García, la chilena Michelle Bachelet y el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, la abandonaron antes de su clausura. Los mandatarios han abogado al unísono por la integración, pero por distintos caminos, al no ponerse de acuerdo en la forma de lograrla.

"No hay proyecto"

La nota discordante la puso el siempre polémico presidente venezolano, que rechazó la invitación de su aliado, el boliviano Evo Morales, de regresar a la Comunidad Andina y además auguró el fin del Mercosur si no cambia su estrategia de integración. Chávez dijo que la CAN "no sirve" y manifestó a sus colegas: "cuántas reuniones, cuántas cumbres, pero no tenemos claro hacia donde vamos" y "ahora no hay proyecto", comentarios con los que coincidió el uruguayo Vázquez. Palabras, además, que dejaron sorprendido al anfitrión, Morales, que opinó que la CAN y el Mercosur sí son "instrumentos efectivos".

Mientras que la chilena Bachelet abogó por sacarle partido a la globalización, Alan García defendió el Tratado de Libre Comercio (TLC) que Perú firmó con EE UU y aguarda la ratificación del Congreso de ese país. Pero Morales, Chávez y el presidente electo de Ecuador, Rafael Correa, que acudió como invitado opinan que los TLC arruinan a los pueblos.

Al término de la sesión el anfitrión, Evo Morales, procedió a dar por ratificado el documento. Pero Chávez se mostró en desacuerdo porque, según él, no se habían dado pasos firmes para la integración. "Sin estructura ¿cómo caminamos?, se preguntó el venezolano, que insistió: "¿para cuándo vamos a dejarlo?". "Si no aprobamos esto, Lula y todos compañeros, estamos cometiendo una gran falla, como líderes", espetó a sus colegas. Además, la declaración final emitida al término de la reunión hizo caso omiso de la Cumbre Social, que organizó en paralelo Morales y que pretendía poner ambas al mismo nivel.

La Cumbre de la CSN se celebrará en 2007 en Cartagena de Indias (Colombia) y en 2008 en Chile.