Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Merkel advierte de que sería un "fracaso histórico" no tener Constitución en 2009

La canciller presenta en el Parlamento europeo el programa de los seis meses de presidencia alemana

La canciller alemana Angela Merkel ha comparecido esta mañana ante el pleno de la Eurocámara para presentar el programa de trabajo de su presidencia, cuya su máxima prioridad será desbloquear el Tratado constitucional con el objetivo de dotar a la UE de las reglas necesarias para funcionar con 27 Estados miembros. Merkel ha anunciado que en junio de este año presentará una Hoja de ruta para salir de la crisis y ha considerado que la solución definitiva tiene que llegar antes de las elecciones al Parlamento Europeo en primavera de 2009. Lo contrario significaría un "fracaso histórico".

"Interesa a Europa, a sus Estados miembros y a sus ciudadanos que el proceso haya llegado a buen puerto antes de las elecciones al Parlamento Europeo en la primavera de 2009. Todo lo demás sería un fracaso histórico", ha subrayado Merkel en un discurso muy aplaudido por los eurodiputados. La canciller ha defendido los contenidos del Tratado constitucional, especialmente un ministro de Exteriores y tríos de presidencias para dar más continuidad a la acción de la UE, algo que Alemania ya está haciendo al asociarse con Portugal y Eslovenia, las dos próximas presidencias.

Sin embargo, no parece muy de acuerdo con su redacción, que considera "demasiado farragosa". "Si tenemos una Constitución demasiado farragosa no vamos a poder enfrentarnos a nuestros desafíos en Política Exterior y Seguridad, Energía, cambio climático, política de vecindad o ampliación", ha añadido. La líder democristiana ha insistido en que los Veintisiete necesitan "reglas razonables que estén a la altura del nuevo tamaño de la UE y le permitan hacer frente a los nuevos desafíos", así como "clarificar" el reparto de competencias entre las instituciones europeas y sus Estados miembros.

Menos burocracia y mejor gestión

A su juicio, la UE debe "concentrarse" en lo que se pueda gestionar mejor a nivel comunitario "con los medios necesarios y con eficacia", y debe dejar en manos de los Estados, las regiones y los municipios aquellos ámbitos donde su actuación no sea necesaria. Al margen de la Constitución, la canciller ha desgranado ante los eurodiputados el resto de prioridades de su agenda, entre ellas "proteger nuestro modelo de Estado social, sobre todo a la vista de las condiciones que va imponiendo la globalización". "Esto es muy importante y es lo que están esperando nuestros ciudadanos. Sabemos que la economía ha mejorado, pero cuando pensamos en crecimiento, tenemos que pensar también en empleo", ha afirmado, para avanzar que en este asunto se centrará la cumbre de marzo.

También ha reclamado una reducción de la burocracia y una potenciación del sistema universitario europeo y de la inversión en I+D. En política exterior, Merkel ha reiterado una vez más que la UE debe participar en la definición del Estatuto de Kosovo y contribuir a la estabilidad de los Balcanes ofreciéndoles una perspectiva europea. En Oriente Próximo, la presidencia alemana quiere reforzar el Cuarteto, abordar la crisis por el programa nuclear de Irán, y acelerar la reconstrucción de Afganistán. Además, ha destacado la necesidad de reforzar las relaciones entre la UE y Rusia y concluir un nuevo acuerdo de Asociación con un capítulo prioritario dedicado a la energía.

La presidencia alemana reforzará la política de vecindad en las regiones del Mar Negro y Asia Central y las relaciones con EE UU, trabajará para lograr un acuerdo en la ronda de liberalización comercial de Doha y para pactar un sustituto al protocolo de Kioto. Por otro lado, Merkel ha dedicado buena parte de su discurso a definir los grahndes valores de la UE, que tienen que figurar en la llamada Declaración de Berlín que aprobarán los líderes europeos el 25 de marzo con motivo del 50 aniversario del Tratado de Roma. Su conclusión es que "el alma de Europa es la tolerancia", el valor que ha permitido convivir a una "diversidad" de pueblos en "libertad" después de siglos de guerras.

Ségolène Royal quiere otro referéndum en Francia

La candidata socialista para las elecciones francesas, Ségolène Royal, se ha pronunciado hoy en Luxemburgo a favor de la celebración de un nuevo referéndum en su país sobre la Constitución Europea en 2009, al tiempo que ha definido el texto como "un tratado que permitiría funcionar a las instituciones europeas"

"Estoy dispuesta a asumir riesgos políticos", ha declarado Royal sobre su arriesgada propuesta, al final de un encuentro con el primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker. Los franceses rechazaron ese mismo texto en una consulta en mayo de 2005.

Más información