Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso venezolano concede a Chávez poderes especiales para gobernar sin ataduras durante año y medio

El presidente venezolano quiere avanzar hacia "el socialismo del siglo XXI" con un plan de nacionalizaciones de empresas estratégicas

La Asamblea Nacional (Parlamento, unicameral) de Venezuela ha aprobado hoy en una sesión extraordinaria celebrada en plena calle, frente a la sede del Legislativo en Caracas, una ley que otorga poderes legislativos especiales al presidente Hugo Chávez para que gobierne unilateralmente y por vía rápida durante año y medio.

La presidenta del Congreso, Cilia Flores, ha asegurado que la llamada "Ley que autoriza al presidente de la República a dictar decretos con rango, valor y fuerza de ley", permitirá a Chávez "profundizar la revolución bolivariana" y avanzar hacia "la construcción del socialismo", que sostiene fue la orden que recibió al ser reelegido para el período 2007-2013 en las elecciones de diciembre pasado.

"Aprobada por unanimidad, con el voto del pueblo", ha exclamado Flores tras pedir que en señal de aprobación levantaran las manos los diputados y las decenas de seguidores del gobierno oncentrados en la céntrica Plaza Bolívar, en una sesión en la que el Ejecutivo estuvo representado por el vicepresidente del país, Jorge Rodríguez. El vicepresidente de la Asamblea, Roberto Hernández, se ha mostrado exultante: "Vivimos momentos estelares sólo comparables con los gloriosos días de nuestra guerra por la Independencia de España".

Hacia un nuevo socialismo

La nueva ley faculta a Chávez a legislar durante 18 meses en once áreas diferentes de los sectores más delicados, incluido el energético, pilar de la economía nacional, que ha ordenado nacionalizar "en su totalidad". El Ejecutivo podrá comenzar ahora a emitir decretos con fuerza de ley sobre aquellas materias para las que haya recibido autorización. Chávez, que acaba de iniciar un nuevo periodo de seis años, ha solicitado permiso para legislar sobre un amplio espectro de temas, en su mayoría de naturaleza económica y social. Su objetivo es llevar a cabo en breve plazo cambios sustanciales en el andamiaje legal para conducir al país hacia lo que él ha denominado “el socialismo del siglo XXI”.

El mandatario no ha tropezado con ninguna dificultad para que la Asamblea Nacional apruebe este requisito, puesto que los 167 miembros del Parlamento pertenecen a fuerzas de la coalición gubernamental; las organizaciones políticas opositoras se retiraron de los comicios legislativos de diciembre de 2005, alegando desconfianza en las autoridades electorales.

Entre las leyes que modificará Chávez gracias a esta disposición se encuentra el Código de Comercio y la Ley del Banco Central de Venezuela. También le servirá para llevar adelante el plan de nacionalizaciones de empresas estratégicas en los sectores eléctrico y de telecomunicaciones. Asimismo, realizará las modificaciones legales necesarias para garantizar que el Estado controle la mayoría accionarial de todos los negocios en los que han venido participando empresas transnacionales petroleras.