Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La corrupción y los contratos petroleros minan la popularidad de Evo Morales en Bolivia

El presidente sigue conservando un apoyo casi abrumador en las ciudades de La Paz y El Alto, de población mayoritariamente aimara

La popularidad del presidente boliviano, Evo Morales, cayó entre principios y fines de marzo pasado cuando afloraron varios escándalos por corrupción en su partido y se divulgaron los errores en la tramitación de 44 contratos firmados con 12 petroleras, según dos encuestas divulgadas hoy. Un primer sondeo realizado por Equipos Mori entre el 10 y el 17 de marzo da a Morales un 68% de aprobación (cuatro puntos más que en febrero), pero otra encuesta elaborado por la misma empresa del 18 al 28 del mismo mes revela que su popularidad bajó al 62%.

Como señal de la gran polarización política de Bolivia, los encuestados que prefirieron no manifestarse ni a favor ni en contra de Morales bajaron del 4% en febrero a solo el 2% en el segundo sondeo de marzo.

Las ciudades andinas de La Paz y El Alto, de población mayoritariamente aimara, la etnia del gobernante, siguen siendo las que más le apoyan (83 y %, respectivamente), mientras que en la tropical y oriental Santa Cruz, la más rica y poblada de Bolivia, lo desaprueba el 53%. En marzo también cayó de 74 a 68%, respecto a febrero, la percepción de que en el actual Gobierno hay menos corrupción que en los anteriores.

Para cada sondeo, con un margen de error del 3,1 por ciento, Equipos Mori entrevistó a mil personas mayores de 18 años en La Paz, El Alto, Cochabamba, Santa Cruz y Tarija, las mayores ciudades de Bolivia.