Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sistema Imperial Británico 1 - Sistema Métrico Decimal 0

La Comisión autoriza a los británicos a seguir pesando en libras y onzas y midiendo en yardas

Los británicos, siempre desconfiados de todo lo que llega del continente, cantan hoy victoria por una decisión de Bruselas que les permite seguir siendo excepcionales, al menos en un aspecto. La Comisión Europea ha avalado sus medidas, por lo que los británicos podrán continuar calculando el peso en libras y onzas y las distancias por carretera en millas. Se trata del sistema imperial británico, que fue exportado a las colonias, por lo que de él deriva el actual modelo estadounidense. Toda la prensa británica se hace eco hoy de la noticia, que consideran un triunfo nacional, ya que la UE siempre apostó por el sistema métrico decimal.

La decisión, comunicada en carta por la Comisión, significa que los tejidos, las maderas y otros materiales de la construcción podrán también seguir vendiéndose por yardas, pies o pulgadas para desesperación de los europeos continentales, familiarizados sólo con el sistema métrico decimal (que nació con la Ilustración en el siglo XVIII y se difundió a partir de la Revolución Francesa).

El anuncio de Bruselas, que ha cedido finalmente en ese tema, obedece a las presiones de una organización bautizada como los Mártires del Sistema Métrico, apoyada por el Partido Conservador, y hoy toda la prensa se hace eco de lo que consideran como un triunfo nacional. El comisario europeo de Industria, Günther Verheugen, responsable del tema, decidió dar marcha atrás y aceptó que continúe indefinidamente en este país el doble marcaje de las mercancías según el sistema métrico y el de medidas imperiales.

El protomártir del sistema métrico

Verheugen ya ha comunicado su decisión al eurodiputado conservador y portavoz para temas de industria de ese partido, Giles Chichester, según informa hoy la prensa británica. Bruselas había insistido previamente en que el sistema tradicional británico de pesos y medidas debía desaparecer de las etiquetas y los mostradores de las tiendas para el año 2009. Uno de los argumentos esgrimidos por los grupos continentales de presión a favor del sistema métrico era que el mantenimiento de las liras y las onzas facilitaban a las empresas exportadoras británicas la tarea de vender en Estados Unidos frente a sus rivales continentales.

La decisión de Bruselas ha dado lugar, según The Times, a diversos llamamientos para que se conceda un perdón póstumo a quien los británicos consideran como el protomártir del sistema métrico decimal, un frutero llamado Steve Thoburn. Este hombre fue procesado por pesar los plátanos y otras frutas que vendía en balanzas que no estaban adaptadas al sistema métrico y falleció hace tres años, con sólo 39 años, días después de perder su recurso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

El director del grupo de presión Mártires del Sistema Métrico ha dedicado la que califica de "monumental victoria" a su amigo Thoburn. "Los burócratas de Bruselas reconocieron que obligar a los comerciantes a utilizar sólo gramos y kilos no sería bueno para los negocios", escribe el tabloide Daily Mail.

Fe de errores
Por un error de edición, el texto mencionaba que el sistema métrico decimal tuvo su origen hace 2.000 años en India, en vez de en el siglo XVIII, que es lo correcto. La que sí que nació hace unos dos milenios en India es la cifra 0.