Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un bebé con licencia de armas

Un niño de 10 meses obtiene un permiso de armas en el Estado de Illinois (EE UU)

El pequeño Bubba Ludwig, de 10 meses, recibió de su abuelo una herencia peculiar: una escopeta. Su padre, Howard, empezó a preocuparse por que su retoño no pudiera disfrutar pronto del regalo, así que solicitó para él una licencia de armas. No tenía muchas esperanzas de conseguirlo, pero rellenó la solicitud on-line, pagó los 5 dólares y el permiso fue suyo, según informa la web BBC NEWS.

Las leyes que regulan los permisos de armas en Estados Unidos son el objeto de un debate feroz, que se ha reavivado tras la treintena de homicidios de la Universidad Politécnica de Virginia, el pasado 16 de abril.

El autor de la masacre, el joven surcoreano Cho Seung-hui, aprovechó un vació legal en la legislación estatal de Virginia para conseguir armas a pesar de contar con un historial clínico de enfermedad mental. El vacío legal fue solucionado poco después.

El permiso incluye una imagen del pequeño Bubba, que aún no tiene dientes, y un garabato que hace de firma. El progenitor, de 30 años, ha señalado en el rotativo Chicago Sun-Times que se temía que le rechazarían la solicitud.

De hecho, se la rechazaron dos veces, pero por problemas técnicos, no por la juventud del solicitante. En una ocasión, por ejemplo, olvidó marcar la casilla que identificaba a Bubba como ciudadano estadounidense.

A la tercera consiguió una tarjeta estatal de identificación de propietario de armas de fuego (FOID, en sus siglas en inglés), con los detalles de Bubba, su altura, peso y fecha de nacimiento.

Las leyes de Illinois están consideradas entre las más estrictas de Estados Unidos. Sin embargo, la Policía Estatal de Illinois asegura que en esta caso ha cumplido la ley.

"¿Necesita un bebé de 10 meses un permiso de armas? No, pero no hay restricciones en la ley que regula la edad de los solicitantes", ha declarado el teniente Scott Compton a la agencia Associated Press.

El padre del bebé ha asegurado que la escopeta seguirá en casa de su abuelo hasta que el chico cumpla 14 años. "No le voy a permitir ninguna cacería sin supervisión", ha escrito Ludwig en el rotativo de Chicago. "Pero estoy encantado de que haya conseguido su permiso, porque es un complemento adorable para su álbum de fotos infantil"