Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Noruega, coronada como el país más pacífico

El Índice Global de los países más tranquilos coloca en el último lugar a Irak y sitúa a EE UU sólo un puesto por delante de Irán

Noruega es el país más tranquilo del mundo e Irak el menos, según revela el Índice Global de los países más pacíficos del mundo. España -con un riesgo potencial de atentados de dos sobre cinco y un 10 en libertad de prensa- ocupa el 21º lugar de un total de 121. El denominado Global Peace Index, presentado en Londres, ha sido elaborado por el filántropo australiano Steve Killelea a partir de 24 factores que revelan datos sobre los niveles de paz "interna y externa" de cada nación, entre los que figuran la violencia, el crimen organizado o el gasto que destina cada uno al Ejército. Como datos relevantes, 12 de los primeros 15 clasificados son países europeos, mientras que Turquía está en la posición 92, poco antes que Estados Unidos, en la posición 96, o Israel, en la 119. [Ver la lista completa]

En una rueda de prensa, Killelea dijo que la falta de información acerca de la paz le hizo decidirse a poner en marcha este proyecto para determinar "cómo eran los países más pacíficos del mundo" y observó que "no podemos entender lo que no podemos medir". De hecho, el 80% de las relaciones entre países son de cooperación, aunque sólo se informa del 20% restante que lo componen guerras, luchas internas y conflictos diplomáticos. A Noruega, líder del índice -con indicadores como el número de agentes de polocía por habitante, el número de presos, el acceso a armas, la transparencia democrática o el nivel de educación-, le siguen Nueva Zelanda, Dinamarca, Irlanda, Japón, Finlandia, Suecia, Canadá, Portugal y Austria entre los diez países más "pacíficos" del mundo.

Otros de los factores en cuenta para elaborar la clasificación fueron el estado de la democracia del país en cuestión, la transparencia, los niveles educativos y el bienestar para comprender mejor quiénes son los "motores determinantes que crean o sostienen la paz". Entre los hallazgos que se extraen de la lista se deduce también, explicó el australiano, que los países más pequeños y estables, que forman parte de bloques regionales como la Unión Europea, son lo que tiene más probabilidad de conseguir un ránking más alto. Otros factores determinantes para medir la "paz interna" de un país son la renta, el nivel de escolarización y el de integración regional. "Existe un vínculo entre el nivel de tranquilidad y la riqueza de las naciones, con lo que el comercio desempeña un papel en la paz", señaló el fundador del Global Peace Index.

Colombia, entre los más peligrosos

De la lista de los 121 países, Killelea subrayó que se extraen numerosas conclusiones. "Si nos fijamos -dijo- en los diez primeros países, vemos que hay tres naciones que han sido muy conflictivas: Alemania, Japón e Irlanda, y la lección que extraemos es que las naciones pueden cambiar con el tiempo". Después de Irak, en lo más bajo de la clasificación se sitúa Sudán, Israel (país que registra el mayor gasto en defensa), Rusia, Nigeria, Colombia, Pakistán, Líbano, Costa de Marfil y Angola. En la lista, el Reino Unido se sitúa en el puesto 49 "por sus altos niveles de militarización, por las industrias sofisticadas de armamento y por las exportaciones de armas" y EE UU en el 96, un puesto por delante de Irán y por debajo de Yemen, añadió Killelea.

El filántropo australiano subrayó que el proyecto era "simplemente, un punto de partida en el estudio de la paz" pero alertó de que aún hacía falta "entender muchísimo más sobre los factores que crean las naciones pacíficas". Por otro lado, Killelea remarcó que el índice podía ser también una "llamada de atención a los líderes mundiales sobre la necesidad de convertirse en más pacíficas para solucionar problemas actuales, como el cambio climático". De España, en el puesto 21º, destaca la salud democrática -los procesos electorales logran una nota de 10-, así como a la libertad de prensa, aunque la participación en los comicios se queda en un 6.

La percepción de la corrupción de los ciudadanos es de 7 (10 es la menor percepción) y aseguran que hay 166 paramilitares por cada 100.000 personas. En cuanto a América Latina, Colombia es uno de los países con peor clasificación, mientras que otros estados latinoamericanos como Chile, Uruguay y Costa Rica, en cambio, son reconocidos como de los más seguros.