Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tribunal Supremo de EE UU rechaza la raza como factor de discriminación positiva en las escuelas

En una sentencia histórica que afectará a millones de jóvenes, los jueces dictan que no se puede favorecer a las minorías para promover su integración

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha dictaminado que la raza no puede ser usada como factor para determinar a qué escuela pueden ir los estudiantes, uno de los derechos civiles más importantes de los últimos años, que podría afectar a millones de jóvenes escala nacional.

La mayoría conservadora del Tribunal ha logrado por cinco votos frente a cuatro abatir los programas adoptados en Seattle y Louisville, que pretendían lograr la integración de las minorías a través de la diversidad racial en los colegios públicos. Los conservadores han considerado que no se puede favorecer a las minorías para promover su aceptación social.

Se trata de una sentencia histórica que muestra una vez más el giro hacia la derecha que en los últimos tiempos está adoptando el Tribunal Supremo en cuestiones sociales como el aborto, como consecuencia de la influencia del Juez Presidente, John Roberts, y el Juez Asociado Samuel Alito, los dos miembros designados por el presidente de EE UU, George. W. Bush.

Según Roberts, utilizar la raza como factor de discriminación positiva para la admisión en las escuelas públicas no es la manera de luchar contra la marginación racial porque sería buscar una solución al problema en base al concepto "raza".

Los defensores de los derechos civiles temen que esto tipo de decisiones supongan un retroceso en el seno del Tribunal Supremo desde la histórica decisión de Brown v. Board de prohibir la segregación racial en las escuelas en 1954.