Un coche bomba causa 24 muertos a las puertas de un hospital iraquí

La policía encuentra otros 24 cadáveres con signos de tortura en Bagdad

AGENCIAS Bagdad 24 JUL 2007 - 09:03 CET

Archivado en:

Un atentado con coche bomba se ha cobrado la vida de 24 personas y ha herido a otras 66 a las puertas de un hospital infantil de la ciudad chií de Hilla, al sur de Bagdad (Irak).

La explosión se produjo hacia las nueve de la mañana (dos menos en España) en un distrito comercial de Hilla, mientras las calles estaban repletas de personas que acudían a realizar compras o a se dirigían a sus trabajos, según la Policía provincial.

Hilla ha sufrido con anterioridad varios atentados de gravedad, como el doble ataque suicida que el asado 6 de marzo causó la muerte de 120 personas.

El atentado se produce el mismo día en que arrancan en Bagdad las negociaciones entre los embajadores estadounidense e iraní para tratar sobre la seguridad, según informó el portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Sean McCormack.

Cadáveres con signos de tortura

La Policía iraquí descubrió ayer 24 cadáveres en las calles de Bagdad con claros signos de haber sido torturados y ejecutados en acciones presuntamente relacionadas con la violencia religiosa.

Los cuerpos tenían las manos atadas, los ojos tapados y otras señales de haber sido torturados, por lo que las autoridades piensan que han sido víctimas de alguna de las milicias que operan en la capital iraquí.

Los sectores suníes de la población acusan a los llamados "escuadrones de la muerte" de secuestrar, torturar y finalmente ejecutar a los civiles con un disparo en la cabeza, sobre todo tras el ataque con bombas al santuario chií de Samarra el año pasado.

Decenas de miles de personas han muerto desde entonces en la capital, pese al plan de seguridad Aplicamos la Ley que pusieron en marcha las fuerzas estadounidenses e iraquíes en febrero de este año para retomar el control de la situación.

Estados Unidos continuará en Irak al menos hasta 2009

Especial atención a las zonas urbanas. El nuevo plan de seguridad estadounidense para Irak tiene como prioridad restaurar la calma en las ciudades en un año. Como máximo, los norteamericanos esperan lograr su estabilidad antes del verano de 2009. La retirada, por lo tanto, no se producirá antes de esa última fecha.

Seguridad sostenible (2008-2009), como ha sido titulado el plan, representa un cambio respecto de la apuesta de seguridad formulada por el presidente George W. Bush, el pasado enero. Entonces propuso intensificar la presencia estadounidense en Irak, con cinco brigadas más. En cambio, ahora propone acentuar la transferencia de responsabilidades a las tropas iraquíes.

El Gobierno norteamericano se ha marcado la prioridad de proteger a la población civil a fin de mejorar la seguridad y ofrecer a los líderes políticos iraquíes un cierto sosiego que ayudaría a reconducir el país, han señalado fuentes citadas por la edición digital de The New York Times .

El cronograma, que cubre un periodo de casi dos años, no especifica fechas para el retiro ni confirma qué reducción de tropas se espera. Anticipa, sin embargo, que la presencia norteamericana en Irak disminuirá a partir de 2008. No obstante, el plan prevé intensificar el entrenamiento de las fuerzas aliadas en Iraq y continuar formando a funcionarios norteamericanos en la lucha antiterrorista.

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana