Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Raúl Castro asegura que Cuba no ha superado aún el "período especial"

El presidente provisional de la isla comunista tiende un "ramo de olivo" al futuro presidente de Estados Unidos y lo invita a abrir un diálogo de paz

Después de un año del anuncio de la grave enfermedad que le mantiene alejado de la vida política de la isla, Fidel Castro ha vuelto a ser el gran ausente de las celebraciones oficiales cubanas. Esta mañana, 26 de julio, su hermano Raúl Castro ha tomado las riendas de los actos de conmemoración del 54 aniversario de la Revolución Cubana que el Gobierno de Cuba celebra en Camagüey. El presidente provisional ha pronunciado un discurso autocrítico en el que ha subrayado las deficiencias del sistema y ha anunciado que estudia incrementar las inversiones extranjeras. Castro también ha propuesto al futuro presidente de Estados Unidos establecer un diálogo para pacificar las relaciones entre la isla y Washington.

Raúl Castro, de 76 años, vestido de verde olivo y acompañado por tres de los comandantes de la revolución de 1953 ha reconocido en el discurso central que Cuba no ha superado aún el "periodo especial". El presidente provisional ha admitido la necesidad de ajustes "estructurales" y ha adelantado que se estudia incrementar la inversión extranjera en el país. En un discurso autocrítico en el que ha subrayado las deficiencias del sistema, Raúl Castro ha advertido que "no habrá soluciones espectaculares, se necesita tiempo y sobretodo trabajar con seriedad y sistematicidad, consolidando cada resultado que se alcance por pequeño que sea".

Nueva propuesta de diálogo

Durante el discurso, Raúl ha propuesto al futuro presidente de Estados Unidos -que será elegido el próximo noviembre- comenzar un diálogo que sirva para pacificar las relaciones entre la isla comunista y Washington. La futura administración norteamericana "deberá decidir si quiere mantener la política absurda, ilegal e infructuosa contra Cuba, o si acepta el ramo de olivo que nosotros le hemos ofrecido" ha declarado Raúl Castro durante la oración pronunciada a Camagüey hoy.

"Si las nuevas autoridades dejarán de lado la omnipotencia y se decidirán a discutir de una forma civilizada, entonces serán las bienvenidas", ha añadido el presidente interino delante de 100.000 personas. Ésta es la tercera vez que Raúl Castro lanza una oferta de diálogo a los Estados Unidos desde se encuentra al frente de Gobierno cubano.

Meses muy difíciles

El presidente provisional de Cuba hoy que han sido "meses muy difíciles" los transcurridos desde que el líder de la revolución, Fidel Castro, delegó temporalmente el poder por una grave enfermedad. "Han sido en realidad meses muy difíciles, aunque con un efecto diametralmente distinto al que esperaban nuestros enemigos, que soñaban con que se entronizaría el caos, que el socialismo cubano terminaría por desplomarse", dijo Raúl Castro durante el discurso pronunciado en el acto central por la conmemoración del 26 de julio en Camagüey, unos 550 kilómetros al este de La Habana.

Recalcó que "incluso importantes funcionarios norteamericanos declararon el propósito de aprovechar dicho escenario para destruir la revolución". El ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias reconoció que fue "un duro golpe" la enfermedad que desde hace un año ha mantenido alejado de sus cargos políticos a Fidel Castro, aunque señaló que "ni en los momentos más graves de su enfermedad dejó de aportar su sabiduría y experiencia ante cada problema y decisión cardinal".

Más de 100.000 personas, según fuentes oficiales, participan en el acto convocado en la ciudad ubicada a unos 500 kilómetros al sudeste de La Habana, para conmemorar el frustrado asalto al cuartel Moncada, el 26 de julio de 1953, considerado el inicio de la Revolución Cubana y la fiesta más importante de Cuba.