Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El misterio de las latas de atún con la cara de Hugo Chávez

El Gobierno de Venezuela ha negado que el alimento que ha donado tras el terremoto esté etiquetado con la fotografía del Presidente. -La oposición peruana tampoco se ha adjudicado la autoría

Un feroz terremoto de 7,9 grados. Más de 35.000 danmificados en Pisco, la localidad peruana más afectada por el movimiento telúrico. Ropa, arroz, mantas, agua mineral, pañales y azúcar. La ayuda humanitaria llega a la ciudad, en medio de una fuerte custodia de la Policía, que intenta frenar el vandalismo callejero que se confunde con las ansias desesperadas de la gente por conseguir algo de alimento. En medio de todo el embrollo, unas llamativas latas de atún etiquetadas con las caras del presidente venezolano Hugo Chávez y del líder opositor peruano, el nacionalista Ollanta Humala. Supuestamente se repartieron entre los damnificados, según ha informado el periódico local Expreso.

El diario ha indicado que, además de las fotos de Chávez y de Humala, en las latas se puede leer la siguiente proclama: "Ante los saqueos, desesperación y caos. Solidaridad con nuestros compatriotas".

Este hecho ha despertado las críticas del Gobierno de Perú y el propio Presidente, Alan García, ha salido a frenar los presuntos aires populistas de sus opositores: "No es el momento de aprovecharse de las circunstancias para hacer propaganda electoral. Hay que llevar la ayuda sin membretes, sin etiquetas, sin querer ganarse indulgencias con la tragedia humana". El mandatario ha insinuado que el reparto lo ha realizado el Partido Nacionalista Peruano (PNP), al considerar que el presidente Chávez no tiene necesidad de hacer campaña política en Perú. "No creo que Chávez esté haciendo propaganda, porque él no es candidato aquí en el país. Habría que preguntarse quién entrega esas latas, que es de muy mal gusto", ha manifestado García.

Pero entonces...¿quién?

Pero el misterio de las latas persiste, porque tanto los nacionalistas peruanos como los venezolanos han negado que la idea haya sido suya.

La responsable de comunicación del PNP, Cynthia Montes, ha calificado de "cobarde" la insinuación del jefe del Estado y ha insistido en que esta formación "no ha querido obtener réditos políticos con la entrega de la ayuda". Montes ha negado rotundamente que el PNP pusiera las polémicas etiquetas en los alimentos y exigió una investigación. "No sabemos quién ha podido entregar esas latas con las fotos, pero suponemos que hay una mano oscura detrás que ha elaborado ese material para perjudicar al partido", ha dicho la portavoz del Partido Nacionalista Peruano, en una indirecta alusión al propio Ejecutivo.

Por otra parte, el ministro venezolano de Información, William Lara, ha señalado que su Gobierno desconoce la autoría del supuesto reparto de latas. Lara ha asegurado que no sabe quién produjo los alimentos etiquetados y que tampoco lo investigarán, ya que "son asuntos internos de Perú". El nuevo embajador de Venezuela en el país, José Armando Laguna, ha respaldado las palabras del titular de Información, y ha negado que su país utilice con fines políticos la ayuda humanitaria entregada en la zona de desastre del terremoto del 15 de agosto. "Si quieren vayan y abran todas las bolsas que se trajeron y verifiquen in situ que no hay ninguna propaganda política. Es una maniobra dañina, una maniobra vil, porque Venezuela ha traído apoyo humanitario, no ha traído tendencias políticas ni partidización", ha declarado el diplomático.

El director del cuerpo nacional de socorristas de la Protección Civil de Venezuela, coronel Antonio Rivero, por su parte, ha mostrado a la prensa local las bolsas con alimentos que se han enviado a Perú para demostrar que son marcas comerciales locales y que no tienen fotos de Chávez o de Humala.