Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nace el Tratado de Lisboa que sustituye a la Constitución y desatasca la parálisis de la UE

Los Veintisiete logran un acuerdo tras superar los últimos escollos planteados por Italia y Polonia

Tras casi siete años de intentos y fracasos, los líderes de la Unión Europea sellaron esta madrugada un acuerdo que da vida al Tratado de Lisboa. El nuevo texto sustituye a la fallida Constitución y reforma los dos Tratados actuales, el de la Comunidad Europea y el de la Unión Europea. Los Veintisiete encontraron fórmulas para satisfacer a Polonia e Italia, que habían planteado los últimos escollos. Italia logró parte de su reclamación al obtener un diputado más en el Parlamento Europeo e iguala su representación con el Reino Unido, aunque no consigue la paridad con Francia. La distribución definitiva la acordará el Parlamento Europeo en diciembre. El nuevo Parlamento tendrá 750 diputados más el presidente. La solución fue calificada de "satisfactoria" por el presidente del Parlamento Hans Gert Poettering, quien señaló que "el Tratado era la prioridad de las prioridades" y agradeció a Italia y a España su contribución al acuerdo.

A las 2 horas y 12 minutos de la madrugada, el primer ministro de Portugal, que ostenta la presidencia de turno de la UE , anunció el acuerdo. Sócrates afirmó solemnemente "ha nacido el nuevo Tratado de Lisboa". "Es una victoria de Europa, que sale de un impasse de muchos años y supera su crisis institucional".

El presidente de la Comisión Europea , José Manuel Durao Barroso, celebró el consenso y felicitó a la presidencia portuguesa por su extraordinaria determinación y competencia. El nuevo Tratado será firmado en Lisboa el próximo 13 de diciembre. Después se iniciará el proceso de su ratificación en los distintos Estados miembros. La posible convocatoria de un referéndum para su ratificación en el Reino Unido se presenta ahora como el nuevo escollo más serio. Aunque el primer ministro británico, Gordon Brown, asegura que no se celebrará tal consulta, crece la presión de la oposición y en su propio partido exigiendo el referéndum.

También Polonia cedió en sus pretensiones. Su petición inicial de que el aumento de capacidad de bloqueo de los acuerdos quedara consagrada en el texto del Tratado, fue sustituida por un protocolo que garantiza que este compromiso no se eliminará. También consigue un abogado general ante el Tribunal de las Comunidades Europeas de Luxemburgo, igual que los otros cinco grandes países (Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y España).

La doble función de Solana

El último asunto que se resolvió fue la decisión sobre el momento en que el máximo responsable de la Política Exterior de la UE , Javier Solana, asumirá su doble función, como vicepresidente de la Comisión Europea, por una parte, y como Alto Representante de la UE y secretario del Consejo. El acuerdo deja abierta la posibilidad de un periodo transitorio. Aunque el Tratado entre en vigor posiblemente en enero de 2009, el Alto Representante no asumiría sus funciones en la Comisión hasta después de las nuevas elecciones europeas en la primavera de 2009 y coincidiendo con la renovación de la Comisión.

La cumbre arrancó entre fuertes protestas sindicales. Cerca de 200.000 trabajadores convocados por la central portuguesa CGTP, afín al Partido Comunista, se manifestaron en la zona de la Expo , donde se reúnen los líderes políticos, contra "el aumento de las desigualdades en Portugal" y a favor de "una Europa social, y un empleo con derechos".

La protesta fue una de las más numerosas celebradas en los últimos 20 años en el país, y comenzó tras la firma de un principio de acuerdo entre representantes patronales y sindicales europeos para flexibilizar "y modernizar" el mercado de trabajo inspirándose en la llamada flexiseguridad (puestos de trabajo más flexibles pero con más garantías para las personas), a la que se opone la ortodoxa central lusa. El acuerdo fue saludado por el presidente de la Comisión , Durão Barroso, y por el primer ministro portugués y presidente en ejercicio de la UE , José Sócrates, como "un paso importante para enfrentar un mundo globalizado y cada vez más competitivo".

Sócrates señaló que la presidencia portuguesa presentará en diciembre una propuesta para "modernizar el mercado de trabajo según los principios de la flexiseguridad y la Estrategia de Lisboa", aunque recordó que cada país decidirá si quiere aplicar la flexiseguridad.

Zapatero destaca que Europa gana "músculo" y España cuatro eurodiputados

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha mostrado su satisfacción por el acuerdo alcanzado en la rueda de prensa posterior al Consejo Europeo. Zapatero ha resaltado que la Unión Europea tendrá "más músculo para influir en el mundo", al tiempo que España gana cuatro eurodiputados. En este sentido, el presidente ha recordado que en el ratado de Niza, firmado por el Gobierno de José María Aznar, se perdieron 14 parlamentarios europeos.

"Europa tiene ya un escenario de serenidad y de fortaleza y un nuevo marco institucional para funcionar conforme a las necesidades de una unión de veintisiete países en un mundo globalizado", ha señalado el presidente español. "Cada vez que hacemos a la UE más fuerte estamos siendo un factor con más músculo para influir en el mundo". Zapatero ha comentado también que espera que, tras el período de "turbulencias", las nuevas normas acordadas duren mucho tiempo.

Respecto a los réditos obtenidos por la delegación española, el presidente ha insistido en que España recupera cuatro de los 14 eurodiputados que se perdieron en el Tratado de Niza de 2000. "En Niza fuimos el país que más perdimos, y en Lisboa somos el país que más gana", ha recalcado.

Respecto a la cumbre UE-África que se celebrará los días 8 y 9 de diciembre, Zapatero ha reclamado que la inmigración sea el asunto que abra la reunión. En este sentido, ha reiterado el deseo de España de que "la política de inmigración pase a ser una política prioritaria en la UE". "Hemos avanzado de una manera determinante en los dos últimos años", ha comentado, aunque ahora es necesaria una política "que sea prioritaria en cuanto a recursos, en cuanto a compromisos, en cuanto a medios como FRONTEX [Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores]".

Más información