Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición liberal se impone al partido de Kaczynski en Polonia

El ganador, el liberal Donald Tusk, ha anunciado que retirará las tropas polacas presentes en Irak en 2008

La oposición liberal se impone al partido de Kaczynski en Polonia
AFP

El partido Plataforma Ciudadana (PO), liderado por Donald Tusk, se ha impuesto al gubernamental Ley y Justicia (PiS)de Jaroslaw Kaczynski en las elecciones generales celebradas hoy en Polonia, según los sondeos a pie de urna difundidos por la televisión pública TVP tras el cierre de los colegios electorales.

El partido más votado sería el PO con el 43,7% de votos, mientras que el partido de Kaczynski habría obtenido un 30,4% de sufragios. El tercer partido más votado habría sido Izquierda y Democracia, que lidera el ex presidente Aleksander Kwasniewski, con un 13,3% de apoyo. La participación ha sido del 53,2%.

Retiro de las tropas de Irak

Nada más conocer los sondeos, Tusk se ha declarado ganador virtual y su rival y todavía primer ministro, Jaroslaw Kaczynski, ha aceptado la derrota.

Además, el candidato de Plataforma Ciudadana y futuro primer ministro de Polonia ha anunciado que ordenará la retira de las tropas polacas presentes en Irak en 2008. "Las tropas polacas regresarán de Irak en 2008 porque nuestra misión en ese país ha finalizado", según Bogdan Zdrojewski, portavoz del partido Plataforma Ciudadana. Zdrojewski ha anunciado también que su formación pordría romper las negociaciones iniciadas por el Gobierno saliente con EE UU para la implantación del escudo antimisiles en suelo polaco a menos que Washington mejore las condiciones de seguridad que ofrece a Polonia

Cansados del populismo

Por su parte, Kaczynski ha comparecido ante los suyos para reconocer la derrota en los comicios "no logramos contrarrestar el poder de la oposición". Su partido, Ley y Justicia (PiS) "ganó cinco millones de votos, el doble de lo que ganamos las últimas elecciones". "Seremos una oposición diferente a la que hemos tenido nosotros. Seremos fuertes y exigiremos a PO que cumpla sus promesas", ha dicho Kaczynski antes de agrehar que el PiS "cambió Polonia sin violar la ley".

Pero "nos pararon en la mitad del camino a ese cambio", se ha lamentado quien durante dos años dirigió el Gobierno polacoconvirtiendo la pasada legislatura en las más controvertida y corta de la historia de la Polonia democrática.

Más de 30 millones de polacos decidían hoy en las urnas la continuidad de los gemelos Kaczynski como titulares únicos del poder en Polonia. En unas elecciones cruciales para el futuro del país y para su política exterior, sobre todo de cara a Europa, los polacos eligen a su Parlamento, lo que finalmente ha supuesto la caída de Jaroslaw Kaczynski como primer ministro. Las encuestas y los posteriores resultados han puesto de manifiesto el cansancio de los polacos del populismo de los gemelos.

La coalición del partido de los gemelos, Ley y Justicia (PiS) con el partido Autodefensa y la católica Liga de las Familias Polacas empezó a resquebrajarse este verano, cuando el primer ministro destituyó al viceprimer ministro y titular de Agricultura Andrzej Lepper por un supuesto caso de corrupción. Lepper es el líder de Autodefensa, por lo que el partido retiró el apoyo al PiS, que quedó en minoría en el Sejm, el Parlamento bicameral polaco. No hubo otro remedio que adelantar las elecciones.

No era un buen momento para el PiS, ya que los obstáculos que los Kaczynski han puesto a las negociaciones para la firma de un nuevo tratado de la Unión Europea, alcanzado por fin anteayer en Lisboa, han colmado la paciencia, no sólo de los líderes europeos, sino de los polacos, que han llegado a temer por las consecuencias de un hartazgo de Bruselas de las maniobras de los gemelos.

Lech, el presidente, seguirá en el cargo, ya que su renovación no toca hasta dentro de dos años y no perderá su poder de veto a menos que los opositores se hagan con tres quintos del Parlamento.