Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bélgica agudiza su crisis política

Dimite el encargado de formar Gobierno en Bélgica tras 174 días de crisis

La situación política de Bélgica, que parecía que no podía empeorar tras 174 días sin Gobierno, se ha complicado aún más. El rey Alberto II de Bélgica ha aceptado hoy la dimisión del encargado de formar Gobierno, el democristiano flamenco Yves Leterme, después de que los partidos han sido incapaces de constituir una mayoría para dirigir el país.

Según informa la agencia Belga, el monarca ha accedido esta vez a la renuncia de Leterme, que ya había presentado su dimisión a principios de noviembre, aunque entonces Alberto II le pidió que continuara en su cargo.

El que fuera el candidato más votado en los comicios ha acudido al Palacio Real pocas horas después de recibir la negativa de los partidos francófonos, con los que intentaba formar una coalición naranja-azul (democristianos-liberales), a un proyecto de reforma de las instituciones destinado a otorgar mayor autonomía a Flandes.

"No es serio continuar así, cuando no hay posibilidades de encontrar acuerdos claros entre las partes en la mesa de negociaciones", ha declarado a la prensa Leterme tras dimitir.

Se trata de un nuevo episodio dentro de la crisis que vive Bélgica tras las elecciones del pasado 10 de junio. Bélgica, un país de 10,5 millones de habitantes, se consume desde entonces en una agónica lucha sobre qué hacer con unos resultados electorales que han agudizado las diferencias entre la mayoría flamenca (6,5 millones) y la minoría francófona e impedido hasta ahora la formación de un Gobierno. La votación, además, dio alas a los partidos flamencos que reclaman más poderes para la Administración regional de Flandes, en un programa que los francófonos ven como la máscara que oculta ambiciones separatistas sólo reconocidas por los menos hipócritas. Decenas de miles de belgas se han manifestado en más de una ocasión durante el último mes en favor da la unidad del país, que ven en peligro por la crisis abierta.