Prodi presenta su dimisión tras perder un voto de confianza en el Senado

La retirada de los democristianos de la coalición de Gobierno le ha pasado factura al primer ministro italiano.- El presidente italiano se inclina por nombrar un Ejecutivo de transición y no adelantar las elecciones

ELPAÍS.com / AGENCIAS Madrid / Roma 24 ENE 2008 - 22:57 CET

El primer ministro italiano, Romano Prodi, presentó anoche su dimisión ante el presidente de la República, Giorgio Napolitano, después de que perdiera horas antes una trascendental moción de confianza en el Senado.

El presidente Napolitano se ha "reservado la decisión" (es decir, si acepta o no la dimisión) y este viernes comenzará las consultas con los dos presidentes de las Cámaras parlamentarias, Fausto Bertinotti (Congreso) y Franco Marini (Senado), para deliberar cómo salir del vacío institucional, según un comunicado divulgado por el Quirinale -sede de la presidencia de la República- al finalizar el encuentro entre Prodi y Napolitano.

Entre las opciones posibles, figura la de disolver las Cámaras y llevar al país directamente a las elecciones, que es lo que piden los principales partidos de la oposición. Esta alternativa también cuenta con el apoyo de los partidos más pequeños, que volverían así a favorecerse de la actual ley electoral, que permite la entrada en el Parlamento de formaciones minoritarias.

La otra opción es la que se prevé que adopte Napolitano. El presidente italiano quiere evitar las elecciones anticipadas para que no se celebren según la actual ley electoral. Probablemente designe un gobierno técnico que gestione el país por lo menos por un año más. Entre los candidatos para liderar este Ejecutivo provisional están el mismo Marini; el actual ministro del Interior, Giuliano Amato; el ex comisario de la Unión Europea, Mario Monti, o el gobernador de la Banca de Italia, Mario Draghi, según han señalado los medios.

Renuncia de Prodi

Romano Prodi, de 68 años, dimitió 20 meses después de formar su segundo Gabinete y una vez que el Senado, en una tumultuosa sesión, en la que hubo insultos y gritos, le negara el voto de confianza que le había pedido. El veterano líder perdió con 156 votos de apoyo frente a 161 en su contra y una abstención.

Prodi se sometió a la votación después de que el pequeño partido democristiano UDEUR abandonara la coalición, dejando al líder italiano sin mayoría parlamentaria.

A pesar de los llamamientos que hizo en su discurso al inicio del debate de que Italia "no se puede permitir el lujo de caer en el vacío gubernamental", los senadores decidieron darle la espalda y buscar un nuevo Gobierno.

Berlusconi espera su turno

La derrota de Prodi probablemente provocará la convocatoria de elecciones adelantadas, que según algunas encuestas llevarían de nuevo al poder al conservador Silvio Berlusconi. Pero primero, el presidente Giorgio Napolitano debe designar un gobierno interino para reformar el complicado sistema electoral italiano.

El democristiano Clemente Mastella, cuya deserción de las filas de Prodi ha provocado la actual crisis de Gobierno, se ha despedido hoy de él con unos versos de Pablo Neruda que leyó en el Senado.

"Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce", ha dicho Mastella al expresar su decisión de votar en contra de la moción de confianza solicitada por Prodi.

El camino hacia la crisis de Gobierno empezó la semana pasada, después de que Mastella presentara su dimisión como consecuencia del arresto domiciliario de su mujer, Sandra Lonardo, que es la presidenta del Consejo Regional de la región de Campania (Sur de Italia), en relación con un caso de corrupción y 'clientelismo' en el ámbito de la sanidad pública y en cuya lista de investigados también figura el ex ministro.

Una sesión turbulenta

A poco de comenzar, la sesión ha tenido que ser suspendida durante unos minutos, debido a los enfrentamientos y la tensión generada después de que un legislador del partido democristiano UDEUR anunciara que votará a favor de Prodi, contra la decisión de su organización política. Por esto fue duramente insultado y escupido.

La pelea se ha desatado cuando Nuccio Cusumano, uno de los tres senadores del UDEUR ?el partido que ha abandonado la coalición en el poder y desatado la crisis de Gobierno- ha dicho que apoyará a Prodi, lo que ha originado que se compañero de partido Tommaso Barbato se dirigiera hacia su escaño gritándole "vendido, cornudo y pedazo de mierda". Inmediatamente el hemiciclo se ha convertido en un hervidero de acusaciones, cuando se oía a Cusumano decir "maricón, eres una basura, eres una puta, eres una muñequita?, entre otros insultos que han proferido los senadores de la oposición de centroderecha.

Según el senador Sergio De Gregorio, que se encontraban cerca de Cusumano, además de insultarle, Barbato también le ha escupido en la cara, mientras intentaba darle un puñetazo. Cusumano se desmayó y tuvo que ser sacado del hemiciclo en una camilla. Tras ser atendido por un médico, no se teme por su salud.

Barbato ha asegurado a la prensa que no escupió a su compañero de partido y tampoco le agredió, aunque reconoció que "no lo he tratado bien".

Tras recuperarse del desmayo, Cusumano ha vuelto al hemiciclo y efectivamente ha votado a favor de Prodi.

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

Otras noticias

Un senador italiano sufre una agresión por parte de otro en el debate sobre la continuidad de Prodi al frente del Gobierno / CNN+

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana