Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"Ojalá pudiéramos viajar y ver el mundo real"

Varios estudiantes cubanos critican al Gobierno en un vídeo difundido en la isla que pone en evidencia el desencanto por las restricciones gubernamentales

"¿Por qué el pueblo de Cuba no cuenta con la posibilidad viable de ir a hoteles o viajar a distintos lugares del mundo?". Esta pregunta es una de las tantas que se recogen en un vídeo difundido en Cuba donde varios estudiantes critican al Gobierno por las distintas restricciones impuestas a la población. Una cinta de 57 minutos que pone en evidencia el desencanto de los jóvenes cubanos con las políticas de su Gobierno.

Quien formula la pregunta es Eliécer Avila, uno de los muchos estudiantes que ataca sin tapujos al Ejecutivo. Quien tiene que responder es el presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón, uno de los principales dirigentes del Gobierno cubano. Y el escenario es una reunión el pasado 19 de enero entre Alarcón y 200 estudiantes transmitida en directo por el circuito cerrado de video a los 10.000 estudiantes de la UCI, un proyecto personal del presidente convaleciente, Fidel Castro.

"Ojalá pudiéramos viajar y ver el mundo real", asegura el estudiante Avila quien recuerda los avances sociales de la revolución de 1959 y le gustaría que nadie en la isla quisiera emigrar. Sin embargo, el dirigente cubano responde: "Si todo el mundo, los 6.000 millones de habitantes, pudieran viajar a donde quisieran, la trabazón que habría en los aires del planeta sería enorme. Los que viajan realmente son una minoría".

Preguntas sin respuestas

Los estudiantes acribillaron al presidente del Parlamento con numerosas preguntas inusualmente directas e incómodas. El vídeo muestra cómo los jóvenes cuestionan la circulación de una doble moneda y restricciones para que los cubanos viajen al extranjero o se hospeden en hoteles reservados para turistas.

Ante preguntas tan comprometidas, Alarcón no tiene respuestas. El dirigente se declara un "perfecto ignorante" en relación a los mecanismos para eliminar la circulación de la doble moneda, o asegura que no tiene la respuesta de por qué las autoridades prohibieron el acceso a servicios extranjeros de correo electrónico y chat que no puede controlar, como Yahoo! o Gmail.

Los estudiantes recuerdan que la conexión a Internet en Cuba es menor incluso que en Haití, el país más pobre del hemisferio, y todos los que pueden acceder suelen ser partidarios y funcionarios del Gobierno.

Raúl Castro reconoció en diciembre pasado ante el Parlamento que en Cuba hay un "exceso de prohibiciones (...) que hacen más daño que beneficio". Este exceso es una de las quejas hechas por los cubanos en el debate nacional que él mismo promovió a fines del 2007 para diagnosticar los problemas del socialismo.