Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidas tres personas que pensaban atentar contra un caricaturista de Mahoma en Dinamarca

El dibujante es del diario que publicó en el año 2005 las controvertidas caricaturas que dieron la vuelta al mundo

La policía danesa ha anunciado la detención de tres personas, un danés de origen marroquí y dos tunecinos, que pensaban atentar contra uno de los dibujantes del rotativo Jyllands-Posten, que publicó en el año 2005 las controvertidas caricaturas de Mahoma que dieron la vuelta al mundo.

El jefe de la policía danesa, Jacob Scharf, ha señalado en un comunicado que "los servicios secretos daneses PET han llevado a cabo una operación policial sobre las 4.30 horas (3.30 GMT) en la región de Aarhus".

Las detenciones han tenido carácter "preventivo" y se efectuaron cuando los presuntos terroristas se encontraban "en la fase inicial" de los preparativos para atentar contra uno de los 12 dibujantes que caricaturizaron a Mahoma.

El diario Jyllands-Posten, el de mayor difusión en Dinamarca, publicó en septiembre de 2005 una docena de viñetas del profeta Mahoma que inicialmente pasaron desapercibidas, pero que meses después provocaron una ola de protestas en varios países musulmanes.

Según fuentes policiales, el caricaturista amenazado, cuya identidad no ha sido revelada, dibujó a Mahoma como un hombre de aspecto barbudo y siniestro, que llevaba una bomba en su turbante. Por su parte, la edición digital del diario Jyllands-Posten informa que el objetivo de los presuntos terroristas podría ser Kart Westergaard, el diseñador del dibujo más polémico de los publicados por el rotativo danés, donde precisamente podía verse al profeta Mahoma con un turbante en forma de bomba y una mecha encendida. Wastergaard, de 73 años, ha vivido durante varios meses con una estricta vigilancia policial ante la amenaza real de atentar contra él y su familia.

El Islam considera una ofensa la representación en imágenes del profeta Mahoma. Las manifestaciones de protesta contra la publicación de las polémicas caricaturas llegaron a provocar más de un centenar de muertos en distintos países.

El Islam considera una ofensa la representación en imágenes del profeta Mahoma. Las manifestaciones de protesta contra la publicación de las polémicas caricaturas llegaron a provocar más de un centenar de muertos en distintos países. Las condenas empezaron a llover por todas partes: Irán, Pakistán, Afganistán, Egipto, Jordania o la Organización de la Conferencia Islámica, entre otros.

En Francia, el semanario satírico Charlie Hebdo también tuvo que hacer frente a un problema semejante al caso danés por haber publicado en 2006 algunas polémicas viñetas de Mahoma en un número especial. La revista francesa llevó en su portada, bajo el título Mahoma, desbordado por los integristas, una caricatura del dibujante Cabu representaba al profeta llevándose las manos a la cabeza y lamentándose: "Es duro ser amado por gilipollas". La justicia francesa absolvió al director del semanario satírico.