La UE presenta su ambiciosa propuesta para controlar las fronteras

Un registro con datos biométricos, un cuerpo unificado de trabajadores y la 'tarjeta azul' son los pilares de la nueva política migratoria

ELPAIS.com Madrid 13 FEB 2008 - 12:29 CET

Archivado en:

El comisario europeo de Interior y Justicia, Franco Frattini, ha presentado la propuesta de control a todos los ciudadanos que entren o salgan de la Unión Europea. Con el objetivo de evitar la inmigración ilegal, Frattini se ha referido a un ambicioso sistema de control de fronteras formado por un cuerpo unificado europeo y la implantación de la conocida tarjeta azul, que regulará la entrada de inmigrantes en la UE a partir de una oferta de trabajo.

En rueda de prensa desde Bruselas, el comisario ha explicado algunos de los puntos fuertes del plan para reforzar la seguridad de las fronteras comunitarias. Uno de las nuevas apuestas es la creación de un sistema de control de las fronteras terrestres y marítimas y la potenciación de la agencia Frontex. Para ello, la UE propone la modernización de los sistemas de seguridad con registros a través de los datos biométricos -huellas dactilares incluidas-. "La situación nos pone nuevas ideas sobre la mesa para el control de nuestras fronteras… donde tenemos que usar la más avanzada tecnología para alcanzar el más alto nivel de seguridad", ha dicho Frattini.

En palabras del comisario, el futuro cuerpo de control fronterizo "estará compuesto por funcionarios de los países miembros que trabajarán con un mismo uniforme y una misma bandera para mejorar la seguridad en las fronteras". A partir de septiembre, empezará a trabajarse en la formación de este cuerpo unificado, del que se espera, ha dicho Frattini, que actúe como los equipos de reacción inmediata de la Unión.

El giro de la Comisión Europea en la política migratoria tiene otros pilares como la directiva comunitaria de la tarjeta azul, que fija las condiciones para los inmigrantes en su entrada a Europa. Los inmigrantes deberán contar con una oferta de trabajo en la UE de al menos un año, y con un sueldo al menos tres veces el salario mínimo del país al que vayan a trabajar. Frattini ha asegurado que la idea es que funcione como la tarjeta verde que Estados Unidos tiene para el control de la mano de obra extranjera. Con esta medida, Europa espera lanzar la idea de atraer extranjeros.

El comisario ha señalado además que serán los empresarios que no cumplan las normativas europeas "quienes paguen los gastos de repatriación de los inmigrantes ilegales".

Otras noticias

El comisario europeo de Interior y Justicia, Franco Frattini, presenta sus propuestas de control de fronteras. / AFP

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana