Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Brown y Sarkozy piden más transparencia en los mercados financieros

Francia y Reino Unido inauguran una nueva etapa en sus relaciones, con contactos mensuales

Francia y Reino Unido han inaugurado una nueva etapa de sus relaciones con una cumbre entre Nicolas Sarkozy, el presidente francés, y Gordon Brown, el primer ministro británico. Ambos han abordado varios de los temas más importantes de la actualidad internacional y se han comprometido ha actuar juntos en la medida de lo posible, tanto en el seno de la UE -"juntos cambiaremos el futuro de la UE", ha dicho el francés-, como en el ámbito global. Como ejemplo, han pedido, como medio para evitar crisis financieras como la actual, mayor transparencia en los mercados financieros. El primer paso en esa transparencia: que los bancos afectados declaren el alcance real de sus pérdidas por el conflicto de las hipotecas de alto riesgo.

Elegido como símbolo de la cooperación anglo-francesa, el moderno estadio del Arsenal -club de fútbol londinense entrenado por un francés y en el que militan varios franceses- será el escenario de la esperada reunión entre el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el primer ministro británico, Gordon Brown. Tras la pompa derrochada por las autoridades británicas en el recibimiento de Sarkozy y su esposa, Carla Bruni, la política ha tomado hoy el mando.

Mercados financieros

Uno de los temas estrella de la agenda era la crisis financiera. Prueba de que la situación ha cruzado el Atlántico, el Gobierno británico ha tenido que hacerse con el banco Northern Rock, víctima de sus inversiones en hipotecas de alto riesgo estadounidenses. Por ello, en el comunicado conjunto emitido tras la reunión, los mandatarios hacen un llamamiento para que los bancos afectados por la crisis declaren el daño exacto que han sufrido por el crash crediticio. "Coincidimos en la necesidad de una mayor transparencia en los mercados financieros para asegurar que los bancos revelen completamente la escala de sus deudas", dice el comunicado.

Para "asegurar una prosperidad global en un Mercado global más turbulento", Brown y Sarkozy abogan por "reformar el Fondo Monetario Internacional para que, concertado con los foros financieros, proporcione un sistema de alerta temprana creíble y autoritario para la economía mundial y el sistema financiero". También abogan por una apertura del comercio entre países ricos y pobres.

Nueva era en las relaciones

Brown y Sarkozy han querido escenificar el estreno de una nueva era en las relaciones, lo que han llamado una "entente amistosa" y no sólo "cordial". Ayer, en el Parlamento británico, Sarkozy habló de una "nueva hermandad franco-británica", y Brown ha declarado que Francia y Reino Unido estrenan hoy "el orden del día de una nueva cooperación, será una entente amistosa, no sólo cordial. Será también una entente formidable", ha dicho, usando la palabra francesa. En este sentido, ha anunciado reuniones ministeriales semestrales, además de las cumbres anuales, para "reforzar la cooperación" bilateral. "Coincidimos también en que Gran Bretaña y Francia son necesarios en el corazón de Europa, una Europa global que está reformándose, abierta, flexible, que mire al exterior y conserve una fuerte dimensión social", ha dicho Brown en la comparecencia.

Energía nuclear

Otro de los asuntos candentes de la cita era la cooperación nuclear. Francia, líder europeo en generación de electricidad mediante energía nuclear -un 80% de su energía-, quiere construir centrales de nueva generación en Reino Unido. En la reunión, ambos mandatarios han acordado cooperar en esta materia, una vía para que las empresas francesas tengan más oportunidades al otro lado del canal de la Mancha. Reino Unido piensa en ampliar su capacidad nuclear como vía para atajar el cambio climático y la excesiva dependencia de combustibles fósiles. El acuerdo prevé que las empresas de ambos países trabajen juntas en aspectos como la seguridad o la gestión de residuos radiactivos, así como el intercambio de personal cualificado.

Afganistán

Sarkozy ha subrayado también la coincidencia de puntos de vista con Brown en temas como la lucha contra el cambio climático o la política hacia África. Tras anunciar ayer su disponibilidad a enviar más tropas a Afganistán si la OTAN adoptaba una nueva estrategia contra los talibanes, hoy ha defendido un debate "sin reservas" en la Asamblea francesa sobre el asunto.

En cuanto a África, Sarkozy y Brown han anunciado una iniciativa conjunta con las autoridades futbolísticas -las federaciones inglesa, francesa y la FIFA- para lograr la escolarización de 16 millones de niños africanos antes del mundial de Suráfrica en 2010 y la totalidad de ellos en 2015, subrayando que 33 millones de niños africanos no tienen acceso a la educación primaria en la actualidad. También tienen la intención de mejorar la calidad de la enseñanza en África mediante la formación de casi cuatro millones de profesores, todo en el marco de los Objetivos del Milenio de la ONU contra la pobreza.