Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vuelven a cerrar la calle Ledra en Nicosia

Las autoridades grecochipriotas acusan al lado turco de violar el acuerdo sobre la presencia policial.- Esta mañana se había realizado una ceremonia histórica de levantamiento de la barricada, establecida en 1974

Las autoridades grecochipriotas han colocado de nuevo esta noche la barrricada de la calle Ledra, en el centro de Nicosia, horas después de haberla levantado por primera vez en medio siglo, tras acusar al lado turco de haber roto un acuerdo sobre la presencia policial.

Poco antes, centenares de griegos y turcos habían estado celebrando la apertura de las barricadas que separaban una punta de la calle Ledra de la otra. Pero la presencia de la policía turcochipriota en una disputada tierra de nadie controlada por la ONU ha provocado el cierre abrupto esta noche, menos de 12 horas después de su histórica apertura.

"Está cerrado debido a una violación de lo que fue acordado por las autoridades de ocupación", ha informado el ministro de Justicia de Chipre, Kypros Chrysotomides, al canal Cyprus Broadcasting Corporation, al referirse al lado turcochipriota. "Estamos tratando de determinar lo que pasó", ha comentado por su parte un portavoz de Naciones Unidas a la agencia Reuters.

Según fuentes policiales, la clausura ha tenido lugar cuando una patrulla de policías turcochipriotas ha avanzado hacia el punto de control grecochipriota, lo que violaría el acuerdo sobre la vigilancia de ese punto. Poco después, se ha cerrado también el puesto de control en el norte de la calle, controlado por la policía turcochipriota.

Las primeras barricadas fueron erigidas por los turcochipriotas en 1958, pero en diciembre de 1963 fue colocada la primera barricada permanente en la calle Ledra, en el centro de Nicosia, capital de Chipre. En 1974 la división entre las comunidades greco y turcochipriota de la isla quedó consumada.

Esta mañana la última barrera en ese paseo peatonal que discurre en el corazón de Nicosia había sido levantada oficialmente. La calle es una moderna arteria comercial en la zona grecochipriota y un área deprimida, anclada en el pasado, del lado turcochipriota. En marzo de 2007 fue demolido el muro que partía en dos Ledra y fue sustituido por un vallado.

La retirada de esta última barrera es una muestra de las nuevas esperanzas surgidas para la solución al problema chipriota (que enfrenta a Grecia y Turquía) tras la elección en febrero del progresista Dimitris Christofias como nuevo presidente de Chipre.

El aislamiento entre la República de Chipre y la autodenominada República Turca del Norte de Chipre (sólo reconocida por Ankara), comenzó a resquebrajarse en 2003, cuando las autoridades turcochipriotas suavizaron las restricciones impuestas a las visitas y se construyeron cinco puntos de paso a lo largo de toda la Línea Verde (como se denomina a esta falsa frontera) desde el norte al sur de Chipre.

Una zona tampón entre ambas comunidades ha permanecido como tierra de nadie, bajo control de la ONU, durante décadas. En el centro de Nicosia, las viviendas y comercios de esta zona muerta han ido desmoronándose y la maleza ha ganado terreno. "El camino aún es largo, pero este es el primer paso y esperamos que otros le sigan", ha dicho Eleni Mavrou, en griego y turco, sobre las renacidas esperanzas de reunificar la isla.

La calle se ha abierto sobre las 9.30 hora local (8.30 hora peninsular española) tras una escueta ceremonia oficial a la que asistieron representantes de las Naciones Unidas en Chipre y ayudantes de los líderes chipriotas de origen griego y turco. Pronto la zona se ha llenado de ciudadanos curiosos de una y otra comunidad. La UE se ha apresurado a primera hora de la mañana a saludar la medida y ha señalado que demuestra el deseo de reunificación de ambas comunidades chipriotas.

Medio siglo de desunión

En 1960 la República de Chipre -reconocida internacionalmente- deja de ser una colonia y logra la independencia de Reino Unido. Las relaciones entre las comunidades de la isla se tensan.

Turquía invade el tercio norte de la isla en 1974, poco después de que paramilitares grecochipriotas partidarios de la enosis, o unión con Grecia, dieran un golpe de Estado respaldado por la junta militar que entonces controlaba el poder en Atenas. El régimen de los coroneles cayó poco después en Grecia.

El Ejército turco no volvió a abandonar la zona ocupada. La ONU destinó su primera misión de cascos azules a vigilar la llamada Línea Verde. Turquía mantiene más de 35.000 soldados en la zona con el pretexto de proteger a unos 80.000 turcochipriotas.