Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las protestas pro-Tíbet logran apagar la llama olímpica en París

Pese a la extrema vigilancia, los activistas y manifestantes logran interrumpir el relevo de la llama y obligan a ponerla a cubierto y a suspender la parte final del relevo

Pese a los miles de agentes dedicados a vigilar y asegurar el recorrido de la antorcha olímpica por París ante las protestas contra la represión china en Tíbet, el relevo de la llama por la capital francesa ha sido más bien un calvario. Ante la presencia de cientos manifestantes por el recorrido del pebetero que debían realizar los relevistas y ante las acciones de sabotaje realizadas, las autoridades han tenido que suspender los relevos varias veces, cobijando la llama en un autobús. Incluso han tenido que apagarla por "razones técnicas". Finalmente, los últimos relevos han sido suspendidos.

El caos ha comenzado nada más salir la antorcha de la torre Eiffel, en manos del ex atleta Stéphane Diagana. En ese momento, un edil de Los Verdes ha intentado arrebatársela y ha sido arrestado. Mientras, cientos de manifestantes esperaban la salida de la llama en el Trocadero para llevar a cabo sus protestas. La idea era irse tendiendo en el asfalto al paso del pebetero. Dos manifestantes han sido detenidos por intentar hacerlo, dos militantes de Reporteros Sin Fronteras -que ya había anunciado actos de protesta, aunque prometía no interrumpir el relevo- han intentado saltar el cordón policía para llegar al relevista, los manifestantes acosaban al portador de la llama con gritos de "Libertad en China y en Tíbet", mientras agitaban la bandera alternativa de RSF para los Juegos (los aros olímpicos hechos con esposas)...

En fin, un caos tal que las autoridades han decidido suspender temporalmente los relevos a la espera de que amainara el temporal. Subía entonces la llama a un autobús para ponerla a resguardo de sabotajes y en ese momento tenía que ser apagada "por razones técnicas", según ha informado la policía de París. Apenas dos corredores habían tocado la antorcha. A los pocos minutos, primer intento de continuar, abortado poco después, con la llama ya en manos de una relevista paralímpica. Nada. Otra vez al autobús. Y así, sucesivamente, varias veces ha tenido que volver la antorcha al autobús, que ha se ha convertido uno más de los relevistas. Incluso se ha anulado la ceremonia prevista en el Ayuntamiento de París y se ha obviado el paso por la catedral de Notre Dame.

Tantas interrupciones han colmado la paciencia de los organizadores, que, tras el relevo frente a la Asamblea Nacional, finalmente han optado por meter la antorcha definitivamente en el autobús para realizar el recorrido de los últimos relevistas hasta el estadio de Charléty. Eran las cinco de la tarde (15.00 GMT) tras varias horas de caos.

De nada ha servido el espectacular dispositivo de seguridad montado en París tras los incidentes de ayer en Londres, cuando varios activistas lograron acercarse a la llama e intentaron apagarla con extintores. Para evitar altercados como éstos, 3.000 policías estaban dedicados a asegurar el recorrido, los 28 kilómetros que separan la torre Eiffel del estadio Charléty, incluyendo la brigada fluvial de la prefectura de Policía y la guardia republicana a caballo, así como un helicóptero.

Problemas en Londres

El fuego olímpico, encendido el pasado 24 de marzo en Olimpia, llegó a París ayer, cerca de la medianoche, procedente de Londres. Allí, durante su recorrido, sufrió varios intentos de boicot. Primero, un activista intentó arrebatársela a la portadora, pero fue reducido por los numerosos policías que la acompañaban. Después, ya con otro corredor, otro activista intentó apagarla con un extintor y, aunque llegó a rociar a la comitiva, no logró su objetivo y fue arrestado.

Una especie de 'burbuja' de 200 metros de largo estaba igualmente desplegada para proteger a los 80 relevistas que tenían previsto pasear la llama por París, desde la torre Eiffel al estadio Chárléty tras haber pasado por los Campos Elíseos, la plaza de la Concordia y el Ayuntamiento.

Bandera en la Torre Eiffel

Además de todos los incidentes, activistas de RSF han logrado desplegar, en el primer piso de la Torre Eiffel, junto al pilar norte, una bandera negra con el logotipo de la ONG para los Juegos (los aros olímpicos realizados con esposas policiales). Tres activistas han aprovechado que los policías centraban sus esfuerzos en el recorrido de la antorcha para escalar al primer piso de la estructura metálica de la torre y han desplegado la bandera entre el pilar norte y el oeste. Los bomberos han tenido que subir para retirarla.

Más información