Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los chinos desatan su ira contra Carrefour

Manifestaciones contra empresas e instituciones francesas en varias ciudades de China.- La antorcha recorre Bangkok fuertemente custodiada

La llama olímpica se pasea, de nuevo fuertemente protegida, por la capital tailandesa, Bangkok, ciudad en la que recorre unos 10 kilómetros. El relevo ha partido sobre las 8.00 GMT desde el barrio chino de Bangkok, apenas minutos después de que cientos de chinos comenzaran una jornada de manifestaciones contra empresas e instituciones francesas en cuatro ciudades, en protesta por la actitud francesa ante el conflicto China-Tíbet. La antorcha vivió un calvario a su paso por París, acosada por activistas que protestaban contra la represión china en Tíbet y su presidente, Nicolas Sarkozy, coquetea con la idea de boicotear la ceremonia de apertura de los Juegos de Pekín.

Miles de chinos se han apostado frente a intereses franceses en cuatro ciudades chinas, Pekín, Hefei, Qingdao (ambas en el este del país) y Wuhan (centro). En esta última ha tenido lugar la manifestación más numerosa, unas 10.000 personas. En particular, se han concentrado frente a los hipermercados de la cadena francesa Carrefour, que tiene más de un centenar de tiendas en toda China. Los manifestantes pedían el boicot a la empresa francesa y coreaban cánticos contra la independencia de Tíbet. También ha habido concentraciones frente a la embajada de Francia y el Liceo Francés de Pekín.

La ira china contra Francia se desató a raíz del paso de la antorcha por París, donde las protestas de los activistas convirtieron el relevo en un via crucis: tuvo que se apagada varias veces, refugiada en un autobús, su recorrido interrumpido y, por fin, finalizado en autocar. No fueron las únicas, pero sí las protestas más graves contra la represión china en Tíbet que se han producido en varias ciudades al paso de la antorcha. Posteriormente, el presidente francés insinuó el boicot a la ceremonia de inauguración de los Juegos y anunció que consultaría a los miembros de la UE.

La llama en Bangkok

Mientras, la llama se ha paseado hoy por Bangkok, en la tercera etapa de su gira asiática, tras pasar por Pakistán e India. La llama ha partido sobre las 8.15 (GMT) del barrio chino de la capital tailandesa para recorrer, en manos de 80 personalidades del país, unos 10 kilómetros por la ciudad, protegida por unos 2.000 policías. El se relevo ha iniciado en un ambiente festivo, con acróbatas y dragones chinos. También ha habido protestas de activistas pro-Tíbet, pero a varios kilómetros del desfile olímpico, frente a la sede de la ONU en Bangkok, y protagonizadas por apenas unas decenas de personas.

En la ceremonia previa a la salida del primer relevista, el viceprimer ministro tailandés, Sanan Kachorprasart, ha pedido que no se potiticen los Juegos. "Reafirmamos nuestra posición de separar claramente la política del deporte", ha dicho.