Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El líder de las FARC podría haber muerto, según el ministro de Defensa colombiano

'Tiro Fijo', cabecilla y fundador de la guerrilla, pudo haber muerto de un infarto el pasado mes de marzo

El líder máximo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Manuel Marulanda Vélez, Tirofijo, podría haber muerto de un infarto el pasado 26 de marzo, ha asegurado el ministro de Defensa colombiano, Juan Manuel Santos.

El ministro ha realizado esa afirmación en un entrevista con la revista "Semana" que empieza a circular mañana y que hoy adelantó su director, Alejandro Santos.

Tirofijo, cuyo verdadero nombre es Pedro Antonio Marín, fundador y jefe máximo e histórico de las Fuerzas Armadas Revolucioarias de Colombia (FARC), de 78 años, habría muerto de un infarto.

El director de Semana ha añadido que el ministro de Defensa ha señalado que la información provenía de "una fuente que nunca ha fallado". Según una respuesta del ministro Santos en la citada entrevista, el jefe guerrillero "estaría en el infierno", y al ser contra preguntado por una periodista del semanario de si estaba muerto, el alto cargo respondió que "sí, está muerto", ha relatado el director de la publicación.

Poco después de conocerse las declaraciones del ministro de Defensa, el vicepresidente colombiano, Francisco Santos, ha declarado que "parece que 'Tirofijo' murió de una enfermedad. Quién sabe si sería otro éxito de la política de seguridad democrática". Santos, que encabeza un consejo de seguridad que se está celebrando en la localidad de Carepa, ha asegurado que a él no le sorprende "que haya muerto de un ataque cardíaco entre otras, porque lo tenemos trotando".

Fuentes del Ministerio de Defensa, por otra parte, señalaron que es una información que está en proceso de corroboración y aún no se puede confirmar.Las mismas fuentes señalaron que se investiga si murió y de qué, por cuanto el comandante máximo de la principal guerrilla colombiana, al parecer, sufría de un cáncer de próstata.

De leñador liberal a guerrillero

Pedro Antonio Marín, alias de "Manuel Marulanda Vélez", alias de "Tirofijo", un campesino colombiano, que fue carnicero, leñador, tendero y panadero en Génova, su pueblo natal y del que salió "expulsado por la violencia", fue el fundador histórico de las FARC, la guerrilla más activa de América.

Considerado el guerrillero activo "más viejo del mundo", nació en Génova, un pueblo del departmento del Quindío, centro oeste, el 12 de mayo de 1930.

Según algunos de sus biógrafos, se ganó su apodo dada su buena puntería, y según algunos, "donde pone el ojo, pone la bala". su vida quedó profundamente marcada por el asesinato, el 9 de abril de 1948, del líder del Partido Liberal, Jorge Eliécer Gaitán.

En la ficha bibliográfica sobre su vida, en archivos de la Biblioteca Luis Angel Arango de Bogotá, se lee que "los amotinamientos de los liberales tras el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán (líder de ese partido), el 9 de abril de 1948, desembocan en su persecución por parte del gobierno conservador de Mariano Ospina Pérez".

El partido liberal, añade, "llama a la resistencia civil y la población rural acoge el llamado después de que Laureano Gómez se posesionara en la Presidencia en el año 1950 y recrudeciera los hostigamientos". Pedro Antonio Marín, dice la ficha, "un leñador de filiación liberal, aprende desde ese momento a cargar un arma y vivir huyendo de la policía tras ver cómo perseguían a su familia".

Su "bautismo de fuego" como guerrillero tuvo lugar en septiembre de 1949, cuando en compañía de varios de sus hermanos y primos, asaltó su pueblo natal, Génova, en un ataque frustrado por la Policía.

"Su liderazgo emerge y aprende a organizar los grupos de autodefensa en su región, refugiados en el monte", en el que ha permanecido, hasta ahora.

Tras organizar a las autodefensas campesinas en su región, con tendencias comunistas, organiza en 1966 las FARC, junto al dirigente Luis Alberto Morantes, alias "Jacobo Arenas", ya fallecido y que fue uno de los ideólogos de esa guerrilla.

Algunos de sus compañeros de armas describieron a Tirofijo en varias ocasiones como un "hombre desconfiado" pese a su apariencia de "campesino bonachón".

De confirmarse el fallecimiento del líder de las FARC, éste sería la tercera perdida en su cúpula en lo que va de año, tras la del hasta entonces 'número dos' Raúl Reyes, muerto en un bombardeo en la frontera entre Colombia y Ecuador, y la de Iván Ríos, asesinado según el Gobierno de Colombia por su propio jefe de seguridad.