Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis alimentaria

Ban Ki-moon: "Las políticas alimentarias no deben empobrecer al vecino"

La Cumbre de la FAO busca soluciones a la crisis alimentaria causada por el alza de los precios de los alimentos.- La receta contra la escalada pasa por eliminar barreras a la exportación de productos agrícolas

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha llamado hoy a los países a "no dejarse tentar por políticas alimentarias que empobrecen a sus vecinos". Con estas palabras ha resumido uno de los objetivos fundamentales de la cumbre de la FAO, que ha comenzado esta mañana en Roma: eliminar barreras proteccionistas a la exportación de productos básicos, cuyo dramático aumento de precio, el mayor en 30 años, ha originado una crisis alimentaria mundial que ha puesto al borde del hambre a millones de personas. Para contener la escalada, ha propuesto también aumentar un 50% la producción de alimentos de aquí a 2030, para lo que se necesitan entre 15.000 y 20.000 millones de dólares anuales.

Las causas están más o menos identificadas: las alzas del petróleo y de la demanda mundial, junto con una reducción de la oferta debida a malas cosechas, con la ayuda de la especulación con productos agrícolas y el aumento de cultivos para biocombustibles. Más de 50 jefes de Estado y Gobierno, 150 ministros de Agricultura y decenas de representantes organizaciones internacionales intentan poner soluciones a la crisis en Roma, sede de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Tras la bienvenida del presidente italiano, Giorgio Napolitano, el encargado de abrir la cumbre ha sido el líder de la ONU, que ha hecho una llamada a eliminar barreras proteccionistas y a tomar medidas a largo plazo, de forma que no se repitan crisis como la actual. Así, ha llamado a las naciones a "no dejarse tentar por políticas alimentarias que empobrecen a los vecinos", así como a "actuar en el largo plazo para reforzar la seguridad alimentaria mundial". Por ello, ha pedido "compromisos firmes para avanzar", es decir, "apoyos financieros" para los países pobres y no meros préstamos.

Moon ha recordado que en el mundo existen 850 millones de personas hambrientas y que el Banco Mundial ha previsto que en los próximos años aumente en otros 100 millones si no se toman medidas para paliar la crisis alimentaria. "Todos ustedes conocen la severidad y la escala de la actual crisis mundial" y "las amenazas son obvias". Frente a ello, la cumbre es "una oportunidad para revisar las políticas", para el corto y el largo plazo.

Más en concreto, ha propuesto "el aumento de la asistencia a través de la ayuda en comida, vales o dinero" y "el ajuste del comercio y de las políticas de fiscalidad para minimizar las restricciones y las tarifas a la importación", así como las "limitaciones impuestas a la exportación" por algunos países, que pueden "distorsionar los mercados y subir los precios".

Doblar la producción

También se ha referido a la carestía de alimentos, otra de las causas, junto con la alta demanda, la especulación y el proteccionismo, del alza de precios. La población mundial aumenta y el desarrollo de países como India o China incrementa el número de personas con capacidad de consumir mucho. Sin embargo, la producción agrícola global está en niveles bajos. Por ello, Ban Ki-moon ha destacado la necesidad de aumentar la producción de alimentos un 50% de aquí al año 2030, algo que, según calcula, costará entre 15.000 y 20.000 millones de dólares anuales a los países en desarrollo y donantes.

Moon también ha exigido pasar de las palabras a la acción y ha pedido un consenso mundial para la utilización de los biocombustibles

Malestar por la presencia de Mugabe

La aparición de Robert Mugabe, presidente de Zimbabue, en la Cumbre de Roma causó mucho malestar en el gobierno de Reino Unido, según recoge la prensa británica. Mark Malloch Brown, ministro para África, Asia y la ONU del gobierno de Gordon Brown (cargo similar a una Secretaría de Estado), aseguró que la presencia de Mugabe en una cumbre para tratar la crisis alimentaria ?es como si Pol Pot (el ex sanguinario dictador camboyano) asiste a una cumbre sobre derechos humanos?.En declaraciones recogidas por el diario The Guardian, Malloch añadió que ?Zimbabue es uno de los pocos países donde la crisis alimentaria no se debe al cambio climático o a los precios en el mercado mundial sino a las políticas desastrosas de Mugabe?. La visita de Mugabe a Roma es su primera salida al exterior desde que perdiera el pasado mes de marzo la primera ronda de las elecciones de su país, donde lleva más de 27 años gobernando bajo la sospecha de algunas elecciones amañadas.

Más información