Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bush admite que podía haberse explicado mejor sobre la guerra de Irak

El presidente estadounidense reconoce que su retórica "no fue adecuada" pero no lamenta la decisión.- Asegura que no habrá bases permanantes en Irak

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, ha reconocido hoy que podía haberse "explicado mejor" y podía haber utilizado "otra retórica" en sus intervenciones sobre la guerra de Irak durante su primer mandato. La declaración de Bush se ha producido durante la rueda de prensa ofrecida en Alemania junto a la canciller alemana, Angela Merkel, donde también se ha referido a otros temas como Irán, el conflicto entre Palestina e Israel y el cambio climático.

En una entrevista publicada hoy por el diario británico The Times, el presidente estadounidense ya había reconocido que la retórica empleado para explicar la guerra de Irak durante su primer mandato le hizo mostrarse ante el mundo como un "tipo con ganas de ir a la guerra". Durante la rueda de prensa en la localidad alemana de Meseberg, Bush ha vuelto a aceptar que su vocabulario no fue el más adecuado pero ha defendido su actuación. "Me podía haber explicado mejor, pero la decisión fue la correcta", ha dicho el mandatario norteamericano. "No lamento haber ido a la guerra en Irak. Sin Sadam Hussein, el mundo es más seguro".

Bush, que se encuentra en su última gira por Europa antes de abandonar la Casa Blanca, había reconocido previamente en declaraciones al diario británico que algunas frases que utilizó en su día como "a por ellos" o atraparlos "muertos o vivos" hicieron creer a muchos que "no era un hombre de paz". El presidente estadounidense ha abandonado ya Alemania y ha aterrizado en Roma, tercera etapa de su viaje, donde se mañana entrevistará con el primer ministro, Silvio Berlusconi, con el presidente de la República, Giorgio Napolitano, y con el Papa Benedicto XVI.

Sin bases permanentes

El mandatario estadounidense ha asegurado ante los periodistas que espera alcanzar con Irak un pacto de seguridad. "Tendremos un acuerdo estratégico pronto", ha dicho Bush, que ha anunciado que EE UU no tiene intención de quedarse en el país de manera "permanente".

"A veces leo en la prensa que Estados Unidos quiere seguir de manera permanente en Irak pero es falso. Estamos invitados por el Gobierno de Irak y, como ellos, queremos que prevalezca la seguridad. No habrá bases permanente ni impondremos a futuros presidentes mantener las tropas", ha dicho Bush en compañía de la canciller alemana. El presidente norteamericano ha reiterado que cuando acaben su tarea, las tropas estadounidenses abandonarán Irak.

Bush recibió ayer en Berlín la buena noticia de que el partido de Merkel se plantea incrementar en 1.000 soldados su compromiso en Afganistán, una de las constantes reclamaciones de Washington.

Ambos mandatarios se han referido al conflicto con Irán. Merkel ha pedido que la presión llegue a través de la Unión Europea y Naciones Unidas "sin hacer sufrir al pueblo iraní" mientras Bush ha reconocido que es necesario "agotar la vía diplomática y pacífica" antes de "tomar otra decisión". En cualquier caso, reitera que "todas las opciones" están sobre la mesa.