Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kirchner responde al campo con una marcha de apoyo al Gobierno

La concentración coincidirá con la de los agricultores argentinos un día antes de que el Senado vote la subida de los aranceles a la exportación

El ex presidente argentino Néstor Kirchner ha convocado esta madrugada (hora española) un "acto público" para "profundizar, apoyar y promover el pleno funcionamiento de la democracia y de las instituciones" el mismo día en que los agricultores argentinos planean una "marcha federal" en la capital. Ambas concentraciones se producirán el día antes de que el Senado argentino ratifique la resolución 125, que decreta la subida de las tasas a la exportación de productos agrícolas, causante de las protestas del campo hasta el punto de llegar a paralizar el país durante tres meses.

"Hay que respetar a rajatabla las instituciones en nuestro país. Vemos actitudes desestabilizadoras, percibimos discursos que promueven una actitud que intenta condicionar las instituciones", ha afirmado Kirchner refiriéndose a los movimientos ruralistas. "La democracia es aceptar lo que es justo y lo que no nos gusta. Es respetar el voto del pueblo. Y como dijo la presidenta [Cristina Fernández], aquellos que quieran realizar un partido politico tienen la oportunidad", ha añadido el ex mandatario, según el diario argentino La Nación. "Será una plaza de amor, de la patria, de los sueños. No convocamos para agredir a nadie", ha concluido Kirchner. La concentración de los agricultores tendrá lugar en el Monumento de los Españoles, mientras que la convocada por Kirchner tendrá lugar en la Plaza del Congreso.

Durante la rueda de prensa posterior a su comparencia, Kirchner ha insistido en que el gobierno que dirige su esposa, Cristina Fernández, no va a negociar "a costa de ninguna extorsión" con los agricultores, y ha defendido las subidas arancelarias como herramienta para que Argentina afronte la subida de los precios mundiales del petróleo y los alimentos.

Estas manifestaciones forman parte de un plan de acción anunciado este miércoles por las cuatro principales patronales agropecuarias argentinas, que incluye el acto del martes próximo frente al Monumento de los Españoles, en la zona norte de esta capital. Mientras, las comisiones de Agricultura y Presupuesto del Senado continuaron hoy discutiendo la medida adoptada por el Gobierno en marzo último y que el sábado pasado recibió el visto bueno de la Cámara de Diputados, que le introdujo algunas modificaciones.

El conflicto entre el campo y el Gobierno se desató el 11 de marzo pasado, cuando el Ministerio de Economía dictó una resolución por la que impuso impuestos móviles a las exportaciones de trigo, girasol, soja y maíz. El rechazo al nuevo esquema tributario derivó en cuatro huelgas comerciales, bloqueos de carreteras, movilizaciones y desabastecimiento de alimentos e insumos para la industria.

A mediados de junio pasado la presidenta argentina, Cristina Fernández, anunció el envío al Parlamento de un proyecto de ley para la ratificación de las retenciones que, tras ser aprobado por la Cámara de Diputados, debe ser debatido por el Senado, en el que el oficialismo posee mayoría propia.