Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Morales llama a la unidad de los bolivianos tras su victoria en el revocatorio

El presidente ratifica su mandato en el referéndum con un apoyo superior al de 2005, pero los gobernadores opositores también salen reforzados.- La consulta consagra la división del país

Todas las previsiones se han cumplido y los primeros sondeos del referéndum revocatorio celebrado este domingo en Bolivia consagran la profunda división que atraviesa el país. El presidente, Evo Morales, y su vicepresidente, Álvaro García Linera, han sido confirmados en sus puestos con porcentajes que oscilan entre el 60% y el 56%, un apoyo superior al 53,7% logrado en los comicios de 2005. Sin embargo, sus grandes rivales, los gobernadores de las regiones que se oponen a su proyecto indigenista y socialista, también han salido muy reforzados en sus respectivos territorios.

Tras conocer su victoria en las urnas, el presidente ha hecho un llamamiento a la unidad de los bolivianos que, según dijo, se logrará "juntando la nueva Constitución política del Estado con los estatutos autonómicos" pero desde el respeto a la legalidad. "Estamos aquí para seguir avanzando en la recuperación de los recursos naturales, en la consolidación de las nacionalizaciones y en la recuperación de las empresas del Estado", dijo Morales ante miles de seguidores en la plaza central de La Paz.

El presidente aseguró también que respetará la "legitimidad" de aquellos prefectos ratificados en el referéndum (según las encuestas a pie de urna fueron confirmados cinco de los ocho) y les ofreció compatibilizar sus procesos de autonomía con una nueva Constitución que pretende poner en vigencia.

La nota negativa para el Gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS) está en la revocación del gobernador de Oruro, una provincia fiel hasta ahora al presidente y cuya pérdida supone un duro golpe en la pugna territorial que se está desarrollando en Bolivia. En cualquier caso, existe el consenso general de que es necesario un diálogo urgente para superar la situación de empantanamiento político que atraviesa el país andino desde hace algo más de un año.

Los opositores endurecen su discurso

Los gobernadores opositores a Morales que se han sometido a la consulta son el de Santa Cruz, Beni, Pando, Tarija, Cochabamba y La Paz, además de otros dos oficialistas: el de Potosí y el de Oruro.

Las encuestas dan por segura la continuidad de los prefectos autonomistas de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija, quienes tras conocer su victoria endurecieron su discurso contra el presidente, al que advierten de que no dejarán que imponga una nueva Constitución.

"La libertad ha derrotado el totalitarismo", dijo Costas, gobernador de Santa Cruz, que anunció que continuará profundizando el proyecto autonómico para su región. Por su parte, Mario Cossío, de la rica región de Tarija, anunció que de inmediato convocará a elecciones para formar "un Parlamento" departamental que legisle la autonomía regional que pretende aplicar. Y Ernesto Suárez, prefecto de Beni, dijo que la votación que le ha ratificado este domingo en su cargo es una derrota para el "imperio de los cheque-chávez", en alusión a la ayuda que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, da a Morales para sus proyectos.

Los sondeos coinciden en que han quedado revocados dos opositores: el de La Paz, José Luis Paredes, con un 55-60% de votos en contra, y el de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, con un 56,7-60% de sufragios negativos.

Jornada sin apenas incidentes

Más de cuatro millones de bolivianos estaban llamados a votar este domingo tras semanas de tensión. La votación concluyó casi de forma generalizada alrededor de las 16.00 hora local (22.00 hora peninsular española), mientras que en el caso excepcional de la localidad amazónica de Yucumo, en el departamento de Beni, el sufragio se prolongó unas horas, ya que comenzó tarde, informaron fuentes de la Corte Nacional Electoral (CNE), debido a un asalto a las urnas que se produjo a primera hora de la mañana.

"¿Usted está de acuerdo con la continuidad del proceso de cambio liderizado por el presidente Evo Morales Aima y el vicepresidente Alvaro García Linera?" es la pregunta relativa al mandato de las principales autoridades del país que los votantes han tenido que contestar. En el caso de los prefectos, los bolivianos han respondido sí o no a la siguiente cuestión: "¿Usted está de acuerdo con la continuidad de las políticas, las acciones y la gestión del prefecto del departamento?".

Durante la jornada electoral, Morales destacó como un "éxito" la consulta y elogió el comportamiento de la ciudadanía porque sólo se registraron incidentes aislados durante la jornada. En Cochabamba, 15 personas fueron detenidas por infringir el auto de buen gobierno que se decreta para las jornadas de votación en Bolivia y que impone restricciones como la venta y consumo de bebidas alcohólicas o la circulación con vehículos sin permiso expreso de la administración electoral.

El mandatario hizo estas declaraciones en una sede sindical de la ciudad central de Cochabamba, adonde se trasladó después de haber votado en Villa 14 de Septiembre, en la región cocalera del Chapare.