Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Polonia y Estados Unidos firman el acuerdo sobre el escudo antimisiles en plena crisis con Rusia

Rice formaliza en Varsovia el pacto que permitirá a Estados Unidos instalar diez bases en Polonia.- Moscú reacciona con dureza

La secretaria de Estado norteamericana, Condoleeza Rice, y el ministro polaco de Asuntos Exteriores, Radoslaw Sikorski, han firmado esta mañana el acuerdo que permitirá a Estados Unidos instalar su escudo antimisiles en Polonia, algo que cuenta con la férrea oposición de Rusia, que lo considera una amenaza. La formalización del plan coincide con la actual crisis entre Occidente y Moscú, después de la invasión de la tropas rusas de Georgia. El Kremlin acusa a Varsovia y a Washington de acelerar la firma como una respuesta a la ofensiva rusa en la región separatista georgiana en Osetia del Sur.

"A partir de ahora, Estados Unidos y Polonia estarán seguros", ha asegurado el primer ministro polaco, Donald Tusk, tras la firma del documento. "Completamos las negociaciones, que fueron duras pero siempre amistosas", ha añadido Tusk, que también ha asistido a la ceremonia junto con el presidente polaco, Lech Kaczynski. Un escudo contra "las amenazas del siglo XXI de países como Irán o Corea del Norte", ha resumido Rice ante los periodistas.

Después de 18 meses de duras negociaciones, Estados Unidos recibe al fin luz verde para desplegar en territorio polaco diez bases de misiles, con el objetivo, según Washington, de interceptar posibles ataques balísticos provenientes de Irán u otros países, según ha explicado recientemente la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino.

No sólo por la vía diplomática

Moscú ha respondido con dureza al anuncio y ha advertido de que "tendrá que responder, y no solo a través de protestas diplomáticas", según un comunicado publicado en la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso.

El Kremlin describe el escudo como "un instrumento extremadamente peligroso dentro de un paquete de proyectos estadounidenses que implican el desarrollo unilateral de un sistema global de escudo de misiles". El Ministerio también se refiere en el comunicado a la batería de misiles estadounidenses Patriot que Estados Unidos cederá a Polonia, afirmando que no daría protección contra cualquier "ataque imaginario iraní".

Operativo para 2012

El acuerdo garantiza la seguridad de Polonia, ya que obliga a EE UU a defender el territorio polaco en caso de que se produzca un ataque desde terceros estados. La firma supondrá la instalación estable en territorio polaco de misiles de medio alcance tipo Patriot, una de las principales exigencias de la parte polaca.

Esta especie de escudo virtual de alta tecnología, que se prevé que esté operativo a partir del año 2012, estará unido a un potente radar que se instalará en la República Checa, país con el que la administración Bush firmó un acuerdo el pasado 8 de julio.

Mientras, desde el Kremlin se mantiene un discurso duro contra este proyecto de Washington, al que considera una amenaza directa contra sus intereses, a pesar de que Condoleezza Rice ha reiterado que el escudo es meramente defensivo y que no apuntará a nadie.