Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los niños italianos estudiarán Educación Cívica a partir de este curso

La asignatura incluye el estudio de la Constitución, educación vial y educación medioambiental y cuenta con el apoyo de Silvio Berlusconi

La asignatura Educación para la Ciudadanía, que tanta polémica ha desatado en España, llega ahora a Italia bajo el nombre de Educación Cívica. La nueva materia, que la ministra italiana de Educación, Mariastella Gelmini, anunció en el último Consejo de Ministros, junto a otras reformas, cuenta con la aprobación del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, quien otorgó su "pleno apoyo", según recoge el Corriere della Sera.

La versión italiana de la asignatura española será impartida en las escuelas a partir de septiembre por los profesores de Geografía e Historia y se centrará en la enseñanza de la Constitución italiana, la educación vial y la educación medioambiental. De momento, Gelmini no ha hecho ninguna alusión a los puntos relacionados con la familia, que han sido en España el principal punto de la controversia, aunque ha subrayado que "es necesario preparar a los niños para que sean ciudadanos consecuentes", informa el Corriere Della Sera, donde enfatiza que "los muchachos muchas veces ignoran la Constitución, lo cual importa mucho al presidente de la República".

Los ministros Umberto Bossi y Roberto Calderoli, ambos de la Liga Norte, se apresuraron a mostrar su disconformidad: "¿Por qué Educación Cívica? Esto ya esta superado, es algo lejano a los estudiantes", clamó Bossi en el Consejo de Ministros, recordando el riesgo de que aumenten los costes en Educación.

Otras novedades educativas

Además del estudio de Educación Cívica, Mariastella Gelmini, ha informado que, a partir de ahora, las notas de los estudiantes aparecerán acompañadas de una explicación de la puntuación obtenida y que iniciará los trámites para restituir la figura de "maestro único" en la escuela primaria para que los niños tengan en sus profesores "un punto de referencia, según recoge el diario italiano La Repubblica.

Asimismo, tratará de reducir el coste de los libros de texto restringiendo las reediciones a "los aspectos estrictamente necesarios" y siempre "en un marco temporal de tres a cinco años". Por último, los estudiantes recibirán una nota por conducta -un 5 será un suspenso-, que hará media con el resto de las asignaturas.