Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los opositores a Morales anuncian que levantarán los bloqueos de carreteras

La acción pretende ser "un gesto de buena voluntad" para intentar llegar a acuerdos

Los opositores autonomistas de Bolivia han anunciado que levantarán los cortes de carreteras organizados en protesta contra el Gobierno de Evo Morales como señal de "buena voluntad" para intentar llegar a acuerdos para la pacificación del país. Así lo ha anunciado el presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Branco Marinkovic, quien ha hablado en nombre del resto de organizaciones cívicas de las regiones opositoras y ha dicho que espera que el Gobierno muestre "la misma disposición" ante estas señales.

Además, el prefecto de la región de Pando, Leopoldo Fernández, ha pedido a la población que acepte, "aunque nos duela mucho", el estado de sitio impuesto por el Gobierno de Evo Morales, y ha dicho que aceptará una investigación sobre los choques entre civiles, pero que su detención sería "un abuso", porque es "una autoridad electa". El prefecto ha explicado que permanece en Cobija, la capital de Pando, en su casa, y ha invitado al ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, que se encuentra en la región, a que acuda a su casa a dialogar.

La reacción se produce después de que ayer el Gobierno anunciara que detendrá al gobernador de Pando, el opositor Leopoldo Fernández, por desacato al estado de sitio, que no ha podido aplicarse plenamente debido a que en la ciudad de Cobija todavía hay grupos armados. "Esta convocatoria al desacato va a tener un límite: la detención de prefecto. Y vamos a detenerlo donde se encuentre acá en el departamento de Pando, para cumplir un mandato gubernamental, estatal que es el estado de sitio", dijo el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, a la emisora de radio Erbol.

Según el funcionario, que se encuentra en el aeropuerto de Cobija, capital de Pando, donde entre el jueves y el viernes murieron, según los últimos datos, una treintena de personas, el Ejército tuvo dificultades para imponer el estado de sitio pero "a partir de las 20.00 hora local (02.00 hora peninsular española) todas esa dificultades van a ser superadas". Juan Ramón Quintana ha señalado que en las próximas horas Cobija será controlada, se iniciarán las tareas humanitarias para las personas afectadas por la violencia y se procederá "a las detenciones por delitos flagrantes".

Bolivia está inmersa desde hace varias semanas en una ola de protestas emprendida por los opositores de las regiones de Santa Cruz, Beni, Pando, Tarija y Chuquisaca, que reclaman la devolución de unos ingresos procedentes de impuestos petroleros que les recortó el Gobierno de Evo Morales.

Marcha por la unidad

Mientras tanto, en Santa Cruz miles de personas, convocadas por la Iglesia Evangélica, han marchado para pedir paz en el país en unos momentos de máxima tensión en la nación. La inusual manifestación reunió a miles de personas, muchas de ellas adolescentes y familias enteras, que ondearon banderas bolivianas y del departamento de Santa Cruz en una atmósfera festiva y pacífica.

La marcha duró tres horas y concluyó bajo la estatua de Cristo Redentor -el habitual lugar de las concentraciones de los cruceños- con un discurso en el que se ensalzó la unidad del país y la necesidad de convivencia entre los bolivianos.

El acto de hoy contrasta con los violentos incidentes vividos el pasado jueves, cuando grupos de opositores radicales, muchos de ellos de la Unión Juvenil Cruceñista (UJC), se manifestaron contra el Gobierno protagonizando tomas de edificios públicos y actos de vandalismo callejero en pleno centro de la ciudad.

Tensión creciente

Santa Cruz es el principal foco de oposición al Gobierno de Evo Morales y lidera un proceso autonomista, que el Ejecutivo considera ilegal, secundado también por las regiones de Beni, Pando, Tarija y Chuquisaca. Los sucesivos desencuentros políticos entre el Gobierno de La Paz y los prefectos autonomistas, agrupados en el Consejo Nacional Democrático (CONALDE) se han agravado en los últimos días con varios episodios de violencia en los departamentos de Tarija (sur), Santa Cruz (este) y Pando (norte).

En esta última región, una treintena personas murieron entre el jueves y el viernes por enfrentamientos armados, lo que llevó al Gobierno a decretar el estado de sitio en todo el departamento.

Este domingo se reúnen en Santa Cruz representantes de todos los departamentos opositores para unificar su postura ante las conversaciones que deben emprender mañana domingo con el Gobierno central en La Paz, con el fin de acabar con este ciclo de violencia.

Chávez pide al Ejército boliviano que apoye a Morales

El presidente de Venezuela Hugo Chávez, en su condición de comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de su país, ha pedido al general boliviano Luis Trigo, del mismo grado, respaldar al "presidente legítimo" de su país, Evo Morales. Tras recordar que Morales, pese a ser presidente no tiene esa condición castrense, Chávez ha respondido a Trigo, quien ya le pidió no inmiscuirse en los asuntos de Bolivia, y admitió que su intención de respaldar militarmente a su colega boliviano constituye efectivamente una intromisión, pero que la ratificaba.

Chávez también ha advertido de que una eventual intervención militar suya en Bolivia tendrá como precedente una acción del prócer indepedentista caraqueño, Simón Bolívar, a quien debe el nombre el país del altiplano.

Más información