El 'valijagate' sigue dando disgustos a Cristina Fernández

"Es un mequetrefe de alquiler", dijo el ministro de Justicia argentino sobre Antonini Wilson

JORGE MARIRRODRIGA Buenos Aires 4 NOV 2008 - 23:07 CET

El escándalo de la maleta llena de miles de dólares que viajó desde Venezuela a Argentina en plena campaña electoral está lejos de apagarse para disgusto del Gobierno de Cristina Fernández. El hilo del que está tirando la justicia estadounidense lleva directamente a probar que Hugo Chávez financió la campaña electoral de la mujer de Néstor Kirchner. Una acusación que sólo sería desactivada en caso de comprobarse que la valija no financiaba nada sino que formaba parte de un sistema regular de envío de dinero entre Caracas y Buenos Aires. Algo casi todavía peor desde el punto de vista político para la presidenta y su marido, conocidos en Argentina como "el matrimonio presidencial".

Guido Antonini Wilson, el hombre que llegó con la maleta a Buenos Aires ?y que antes de huir del país estuvo en la Casa Rosada y en la residencia presidencial de Olivos? apareció en directo en la CNN apenas unos minutos después de que un jurado de Miami considerara al empresario venezolano Franklin Duran un espía de Chávez y el encargado de presionar a Wilson para que mintiera a la justicia de EE UU sobre el verdadero destino del dinero. Wilson, que posee la doble ciudadanía venezolano-estadounidense, aseguró que los 800.000 dólares que llevaba a bordo de un avión pagado por una empresa pública argentina procedían de la estatal venezolana Petróleos de Venezuela (PDVSA) e iban a servir para sufragar los gastos electorales de Fernández.

"Mequetrefe de alquiler"

"Es un mequetrefe de alquiler. Le han pagado para decir cualquier cosa y entonces se puede esperar cualquier cosa", señaló ayer el ministro de Justicia, Aníbal Fernández, quien añadió sobre el fallo del juicio celebrado en EE UU: "Me tiene sin cuidado". El ministro subrayó que la justicia de cada país es soberana. El Gobierno argentino ha pedido la extradición de Antonini Wilson para procesarlo por contrabando de dinero y niega cualquier relación con el empresario que reside en Miami. Por su parte, Wilson ha colaborado con el FBI y aportado grabaciones que prueban la existencia de la red de espionaje de Chávez en torno al escándalo.

Hace algunas semanas, en Buenos Aires aparecieron carteles firmados por la agrupación peronista que dirige el hijo de los Kirchner en los que se exigía al presidente de EE UU que entregara "al prófugo Antonini". La exigencia cometía el error de confundir los papeles de los poderes ejecutivo y judicial en una democracia. Un error en el que ya han incurrido la propia Fernández y la mayoría oficialista en el Congreso, quienes, tras conocer la línea investigadora de la fiscalía estadounidense, acusaron oficialmente a George W. Bush de conspirar contra la presidenta, en una declaración que ha sido ignorada por la administración estadounidense.

Otras noticias

Guido Antonini tras su comparecencia en Miami en septiembre. / AP

Últimas noticias

Ver todo el día

Los británicos desinhibidos

Diego Torres kazán

James Guy logra el oro en los 200 libres y Adam Peaty bate el récord del mundo en semifinales de los 50 braza

Se derrumba un paso a desnivel en Cuajimalpa, Ciudad de México

El País México

Al menos tres trabajadores quedaron atrapados entre los escombros

Los mercados castigan el impago de Puerto Rico

Amanda Mars Washington

El Gobierno trabaja en un plan fiscal que presentar a los acreedores

EL PAÍS RECOMIENDA

Paseo por Nueva York con el autor de su icono más popular

El diseñador Milton Glaser cita algunos de sus lugares fetiche en la ciudad

El viaje de Don Quijote.4 | Los académicos de Argamasilla

La cárcel de Medrano es una cueva a la que Cervantes podría volver

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana