Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El primer cara a cara entre Obama y Bush, frente a la Casa Blanca

Según su asesor John Podesta, el presidente electo está revisando algunas decisiones tomadas por el actual mandatario en asuntos como las células madre o las perforaciones petrolíferas

El presidente electo Barack Obama ha mantenido durante dos horas una reunión privada en la Casa Blanca con el actual presidente de EE UU, George W. Bush, que el portavoz del equipo de transición de Obama, Stephanie Cutter, ha calificado de "productiva y amistosa".

"Tuvieron una discusión amplia sobre la importancia de trabajar juntos durante la transición en vista de los muchos desafíos críticos" en el terreno económico y de seguridad que afronta el país, destaca el comunicado emitido por Cutter, quien pone de relieve la acogida "muy, muy calurosa" por parte del matrimonio Bush.

A las 19.50 del lunes (hora peninsular española), el matrimonio Obama era recibido por los actuales inquilinos de la Casa Blanca en lo que supone un acontecimiento de gran valor simbólico de cara a la transición de poderes en Washington que se producirá el próximo 20 de enero.

El presidente saliente y la primera dama, Laura Bush, recibieron al matrimonio Obama con sonrisas y apretones de manos cuando se bajaban de su limusina. Sus dos hijas pequeñas, Malia, de 10 años, y Sasha, de 7, se quedaron en Chicago para ir al colegio, donde las ha despedido con un beso su padre esta mañana.

Después de posar ante las cámaras en el jardín, entraron en la mansión presidencial para comenzar mostrarle la que será su nueva casa después del 20 de enero. El presidente electo se saltó ligeramente el protocolo al dar una palmada en la espalda a Bush en un gesto característico suyo.

Los dos hombres se dirigieron al Despacho Oval donde discutieron, como adelantó Bush la semana pasada, sobre la crisis económica mundial, la Guerra en Iraq y Afganistán y otros retos que el presidente republicano le dejará como herencia a su sucesor.

A pesar de los ataques de Obama a Bush durante la campaña, desde que fue elegido presidente, ha decidido ejercer una política de unidad, que permitirá realizar varias reuniones de este tipo hasta que sea nombrado presidente. Por otro lado, ambas primeras damas, la actual, Laura Bush, y la electa, Michelle Obama, mantuvieron un encuentro paralelo, ajeno a los presidentes, en el que han intercambiado puntos de vista sobre cual debe ser el papel de la esposa del comandante en jefe del país.

Dos horas después de su llegada, Barack Obama y su esposa abandonaron la residencia oficial en una limusina rumbo al aeropuerto donde aterrizaron esta mañana. Ninguno de los dos matrimonios hizo ningún tipo de declaración ante la prensa.

Cambios en las decisiones de Bush

En declaraciones la cadena FOX, el responsable del equipo de transición demócrata, John Podesta, ha afirmado que Obama quiere actuar desde el principio en temas como la investigación con células madre o perforaciones petroleras.

"Hay muchas cosas que el presidente puede hacer usando su autoridad ejecutiva sin esperar al Congreso y creo que veremos al presidente hacerlo", ha dicho. Según Podesta, hay muchos asuntos como la investigación con células madre en los que el nuevo equipo de Gobierno discrepa con la Administración Bush que, a su juicio, "ha actuado de forma agresiva para hacer cosas que probablemente no se han decidido por el interés del país".

En su mandato, el presidente Bush vetó un proyecto de ley para facilitar la investigación con células madre y autorizó la perforación de 360.000 acres pertenecientes al Estado de Utah para extraer gas y petróleo, algo a lo que se oponían los ecologistas. Por otra parte, Podesta ha señalado que la crisis económica no impedirá que Obama cumpla su compromiso de mejorar los servicios de salud, la política energética, revise la educación y apruebe un recorte de impuestos a la clase media en cuanto asuma su cargo.

Según el responsable del equipo de transición, "todos esos son asuntos económicos centrales" que tendrán que ser tratados como una unidad dentro de una estrategia global que permita a los estadounidenses "avanzar enérgicamente a través de esos frentes".

Schwarzenegger colaborará con Obama

El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, ha dicho hoy que está dispuesto a colaborar con el Gobierno del presidente electo Barack Obama. "Cualquier cosa que necesite de nosotros, como Estado, estaremos trabajando junto a él", ha indicado Schwarzenegger, del Partido Republicano, en el programa Late Edition de la cadena CNN.

El gobernador de California, que ha calificado la victoria del demócrata de "histórica", ha asegurado que desea que su Gobierno "tenga éxito, porque de ese modo el país también tendrá éxito".

Ante los rumores de escisiones en el partido republicano tras la derrota de John McCain, el gobernador instó al partido a reagruparse y apoyar las políticas que necesita EE UU.

Más información