Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El conflicto de Oriente Próximo

Israel mató a 30 palestinos que se refugiaban en una casa

Las tropas israelíes mandaron a 110 civiles, la mitad niños, que se cobijaran en un edificio que luego bombardearon, según informa la OCHA

El Ejército israelí mató el pasado domingo a 30 civiles palestinos que sus soldados habían concentrado el día anterior en una vivienda en Gaza, según un documento de la Oficina de Coordinación Humanitaria de la ONU (OCHA).

"De acuerdo a varios testimonios, el 4 de enero soldados de infantería israelíes evacuaron a 110 palestinos -la mitad de ellos niños- a un inmueble en Zeitun y les advirtieron de que permanecieran adentro", afirma la OCHA en su informe semanal de la situación en Gaza.

"Veinticuatro horas más tarde, fuerzas israelíes bombardearon repetidamente el inmueble, matando a aproximadamente treinta personas que se alojaban en él", agrega. Zeitun es uno de los barrios a las afueras de la ciudad de Gaza, y donde fuerzas israelíes tomaron posiciones con vistas a un ataque a la capital de la franja, que tienen cercada desde que comenzó la operación terrestre el pasado 3 de enero.

El Ejército israelí ha dicho que estaba verificando los datos y que no podía dar en este momento ninguna explicación, según informa la agencia Efe. La ONU suspendió ayer la ayuda en Gaza. También en Zeitun la Cruz Roja halló cuatro niños acurrucados y hambrientos junto a 12 cadáveres en una casa, tal y como informó ayer.

El informe semanal de la OCHA también asegura de que hasta ayer 758 palestinos murieron en los bombardeos israelíes en Gaza desde que el pasado 27 de diciembre empezó la ofensiva Plomo fundido, y que un 42% de ellos son niños (257) y mujeres (60). El número de menores muertos se incrementó en un 250% desde el comienzo de la invasión por tierra.

Mientras tanto, el Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado esta madrugada una resolución en la que insta al alto el fuego inmediato en Gaza. Pero tanto Israel como Hamás han continuado con sus operaciones militares tras 13 días de combates.

Sigue la ofensiva

Al menos 21 palestinos, seis de ellos pertenecientes a una misma familia, murieron a lo largo de la noche a causa de la ofensiva militar israelí en la franja. Seis miembros de la familia Salha murieron como consecuencia de un bombardeo israelí contra su casa en la localidad de Beit Lahiya, en el norte de Gaza. Además, dos hermanas fallecieron en otro ataque aéreo en Beit Lahiya.

En la localidad de Al Zawaydah, en el centro de la franja, tres personas han muerto y siete han resultado heridas a causa de un bombardeo efectuado por la Armada israelí. Aparte, el hospital Al Aqsa recibió esta noche nueve cadáveres y 40 heridos, víctimas de una incursión de los carros de combate israelíes en el centro de la franja. Entre los muertos figura Yihad Abu Mudif, un miembro de las Brigadas de Al Quds, brazo armado de la Yihad Islámica, caído en combate cerca de Jan Yunis.

La aviación israelí demolió esta noche diez casas, entre ellas la residencia del jefe de la Policía de Gaza, Abu Obeida Al Yarrah, en el barrio de Sheikh Radwan, en la ciudad de Gaza. También destruyó el domicilio del presidente de la seguridad palestina (afiliado a Hamás) en la ciudad de Rafá, en el sur, y una comisaría de Policía en el barrio gazací de Zaytun, además de una mezquita en Jan Yunis y una oficina vinculada a la Yihad Islámica.