Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama dice que siempre ha creído que Bush "es una buena persona"

En su última entrevista antes de la toma de posesión, el presidente electo ha repasado algunos de los asuntos cruciales que deberá afrontar

En la última entrevista antes de su toma de posesión, el presidente electo de EE UU Barack Obama ha asegurado en su última entrevista, concedida a la cadena CNN, que siempre creyó que el actual inquilino de la Casa Blanca, George W. Bush, era "una buena persona".

"Creo, a título personal, que es un buen hombre que adora a su familia y a su país", dijo Obama en una entrevista exclusiva a la cadena de televisión CNN, que se ha retransmitido esta madrugada (hora española) desde una fábrica en Bedford Heights, en Ohio, a la que el presidente electo ha hecho una visita.

Obama criticó con frecuencia durante la campaña, las que describió como "políticas fallidas" de Bush y no dejó de prometer una "ruptura total" con los últimos ocho años. El entrevistador John King ha preguntado al próximo mandatario si había algo de lo que quisiera retractarse ahora que ha pasado más tiempo con Bush.

El presidente entrante ha alabado al mandatario por ayudarle durante la transición y ha dicho que lo que caracteriza en parte el funcionamiento de EE UU es su capacidad para que haya desacuerdos políticos sin perder el civismo.

El próximo presidente, que asumirá el poder el martes, ha señalado también que cree que Bush tomó las mejores decisiones que pudo bajo circunstancias muy difíciles.

El líder demócrata ha asegurado que eso no cambia su opinión de que durante los últimos años se han tomado una serie de decisiones erróneas y que ahora él deberá heredar las consecuencias de muchas de ellas.

Asuntos cruciales

Además de su relación con Bush, Obama también ha hablado con CNN de algunos de los asuntos cruciales que afrontará durante los primeros días de su Gobierno, como la seguridad nacional y la economía.

Obama ha tenido ya algunos desacuerdos con el Congreso sobre el desembolso del segundo tramo del paquete de rescate financiero de 700.000 millones de dólares que Bush y el propio Congreso aprobaron antes de las elecciones. Ha indicado que el segundo tramo de ese paquete, por valor de 350.000 millones de dólares, llevará aparejadas ciertas condiciones.

"No hay nada malo con que fijemos algunas condiciones, con que nos aseguremos de que el dinero no se va a destinar a compensar a los ejecutivos", señaló el futuro líder, quien dijo que una de sus prioridades es conseguir que el crédito vuelva a fluir de nuevo en la economía.

El nuevo mandatario ha insistido en que es importante que los propietarios de viviendas que están perdiendo sus casas tengan acceso al crédito y que también lo tengan los pequeños negocios que son, añadió, una parte vital de la economía.

Ha agregado que si se produce esa situación, los desempleados no pueden pagar sus hipotecas y es así como se llega a situaciones como las que afronta ahora Estados Unidos.