Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Franceschini, 'alter ego' de Veltroni, nuevo líder del Partido Demócrata italiano

El nuevo secretario general del principal partido de la oposición elige al preferido del dimisionario Veltroni

Dario Franceschini, de 50 años, fue elegido este sábado nuevo secretario general del Partido Demócrata (PD), el principal grupo de la oposición italiana, en sustitución de Walter Veltroni, que dimitió el pasado día 17 tras la derrota electoral sufrida en los comicios regionales de Cerdeña.

Respaldaron su candidatura 1.047 de los 1.258 delegados presentes, de los que 92 apoyaron al otro aspirante, el ex ministro de Defensa italiano Arturo Parisi, mientras que el resto de los votos fueron en blanco.

El nuevo líder del PD se mantendrá en el cargo hasta octubre próximo, cuando se celebrará el primer congreso del partido, surgido de la fusión del ex comunista Democráticos de Izquierda (DS) y la coalición de centro izquierda La Margherita.

De sus 3.133 miembros, a la asamblea asistieron 1.258, que lo primero que hicieron fue votar si lo mejor para el partido en estos momentos de crisis era elegir un nuevo secretario o volver a realizar primarias. Tras la intervención de varios dirigentes del PD, 1.006 votaron a favor de designar en esta misma jornada al nuevo secretario.

Dario Franceschini era el preferido del propio Veltroni. Tiene 50 años, proviene de La Margherita, partido democristiano que se fusionó con el ex comunista Democráticos de Izquierda en el PD, y está considerado por los analistas políticos como un "gemelo", "clon" o "alter ego" de Veltroni.

Después de 16 meses liderando la formación, Veltroni dimitió el pasado martes como consecuencia inmediata de la derrota del PD en las elecciones regionales de la isla de Cerdeña y, especialmente, ante el caos y la falta de unidad de su propia formación. "Para muchos, soy un problema y estoy listo para marcharme por el bien del partido", afirmó Veltroni ante la ejecutiva el día de su dimisión. Al día siguiente, el ex líder demócrata dio una rueda de prensa y pidió perdón por no poder liderar el partido que soñaba.