Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama levanta el veto a las células madre

El presidente de EE UU revocará la orden de Bush que prohibía usar fondos federales para investigar con células madre embrionarias

El presidente de EEUU, Barack Obama, firmará este próximo lunes una orden ejecutiva que levantará el veto de su predecesor, George W. Bush, al uso de fondos federales para la investigación con células madre embrionarias, según han indicado este viernes fuentes gubernamentales.

Bush había firmado en agosto de 2001 una orden ejecutiva que prohibía el uso de fondos federales para la investigación de células madre procedentes de embriones, con la excepción de cerca de una veintena de cepas ya existentes, y en dos ocasiones posteriores utilizó el veto presidencial para frenar proyectos de ley que intentaban acabar con la prohibición, apoyada por las principales organizaciones religiosas del país, que lo consideran "inmoral" porque causa la destrucción de embriones humanos.

La iniciativa permitirá que los científicos puedan solicitar financiación a la principal institución de investigación médica de EEUU, los Institutos Nacionales de Salud (NIH), para estudiar las cientos de cepas que se han creado en los últimos años. Hasta ahora, si querían estudiarlas debían recurrir a financiación estrictamente privada.

Durante su campaña, Obama había prometido levantar ese veto por considerar que "maniataba" a los científicos y perjudicaba la capacidad de EE UU de competir con otros países". El entonces rival republicano de Obama en las elecciones, el senador John McCain, también había prometido acabar con la prohibición.

Con esta medida, Obama da un nuevo paso en el desmantelamiento del legado de su predecesor. En sus poco más de 40 días de mandato, el presidente estadounidense ha ordenado el cierre de la prisión de Guantánamo en el plazo de un año, ha fijado para agosto del año próximo el fin de las operaciones de combate en Irak y ha levantado el veto a la financiación pública de operaciones en el exterior de organizaciones humanitarias favorables al aborto, entre otros asuntos.