Perú lleva al tribunal de La Haya su conflicto territorial con Chile

Lima reclama la soberanía de 35.000 kilómetros de área marítima fronteriza

MANUEL DÉLANO Santiago 20 MAR 2009 - 00:53 CET

La cancillería peruana presentó ayer en cuatro volúmenes impresos y en versión digital ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya (Holanda) su argumentación para la demanda por la delimitación fronteriza marítima que tiene con Chile, e hizo un llamamiento a la "unidad nacional" para respaldar este reclamo, mientras la cancillería chilena dejó abiertos los caminos para apelar a recursos a este tribunal de Naciones Unidas, uno de los cuales es que se declare incompetente, y afirmó que presentará su respuesta en el plazo de un año.

La demanda peruana busca que cerca de 35.000 kilómetros de territorio marítimo situado en la zona limítrofe entre ambos países y que hasta hoy se encuentran bajo soberanía de Chile, pasen a su dominio con el argumento de que ese límite no ha sido fijado, lo que Santiago rechaza.

El vicepresidente chileno expresó: "la demanda de Lima no ha sido un acto amistoso por parte de nuestros vecinos"

En ambos países predominó ayer un fervor nacionalista, en el que los libretos parecían estar preparados con anticipación. La prensa peruana desplegó en sus portadas y páginas con amplitud el anuncio de que Perú iba a presentar ayer su memoria, como se llama a la documentación de respaldo ante La Haya, un día antes del plazo que tenía para hacerlo. El influyente diario La República tituló 'Una sola bandera', bajo el epígrafe de "Perú defiende su mar ante La Haya", mientras el conservador El Comercio afirmó 'El Perú unido presenta su posición ante La Haya'.

El canciller peruano, José Antonio García Belaúnde, pidió unidad nacional en torno a un proceso cuyo fin puede tardar hasta 2012 en la Corte de La Haya e incluso más. En el hipotético caso de que Chile no aceptara el fallo, -"lo que dudo mucho", señaló- "podemos recurrir al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas", el que "está autorizado a tomar medidas para obligar a un país a cumplir con lo que Corte exige", afirmó García Belaúnde.

Pero Chile también resolvió anticipar su reacción. El canciller, Mariano Fernández, leyó una declaración de la que parecía desprenderse que este país no iba a impugnar a la Corte de La Haya y replicó que la pretensión peruana "se refiere a espacios marítimos que se encuentran sujetos a soberanía y jurisdicción continua de Chile", respaldados en tratados. Y poco después, al acudir al palacio presidencial, debió aclarar que "dentro de las mismas instancias de la Corte hay recursos que nosotros en este momento tenemos que estudiar para saber cómo vamos a proceder", dejando abiertas más posibilidades.

Nueve años de contencioso

De visita en India, la presidenta chilena, Michelle Bachelet, pidió tranquilidad porque "estamos preparados, sabemos que tenemos la razón" para responder a los argumentos peruanos, mientras el vicepresidente, Edmundo Pérez Yoma, planteó que la demanda de Lima "no ha sido un acto amistoso por parte de nuestros vecinos".

Por su parte, el presidente del Senado, Jovino Novoa, que fue viceministro de la dictadura de Pinochet, pidió unidad a los chilenos y ofreció al Gobierno colaboración en todo lo que sea necesario.

Aunque la efervescencia nacionalista probablemente cederá por lo dilatado del proceso ante la justicia internacional de Naciones Unidas, los expertos en relaciones internacionales anticipan un deterioro en las relaciones entre ambos países, a pesar de que desde hace pocos días cuentan con un tratado de libre comercio. La mochila del pasado es todavía fuerte y no ha podido ser superada del todo en la conciencia de los habitantes de ambos países. En el siglo XIX Chile derrotó a Perú en dos guerras después de la independencia y desde puertos chilenos partieron las tropas que contribuyeron a liberar ese país del dominio español.

Este contencioso por la frontera marítima chileno-peruana surgió en el año 2000, cuando Perú rechazó que la zona estuviera delimitada por un tratado. Posteriormente, Lima aprobó la aplicación de una línea de base del dominio marítimo de 200 millas, a partir de cuya proyección desde tierra se extiende el dominio en el mar de este país.

Sin embargo, la postura chilena se basa en la Declaración de Zona Marítima suscrita con Ecuador y Perú para establecer el límite en el mar en 1952, en un convenio firmado con Lima de 1954 sobre zona especial marítima, y en la soberanía ejercida en el lugar. La Armada chilena patrulla la zona y ocasionalmente captura pesqueros peruanos para devolverlos a su país.

Otras noticias

Perú y Chile dirimen el conflicto de límites en la Corte de La Haya (Holanda). / EFE

Últimas noticias

Ver todo el día

La UNESCO declara la capoeira patrimonio cultural inmaterial

Naciones Unidas elige también otras cuatro disciplinas de América Latina

La historia de dos juezas

En Venezuela, la sumisión judicial con el poder político llega hasta las más altas esferas

La muerte de Chespirito en la prensa internacional

Los principales medios internacionales informan sobre el deceso del actor que dio vida al Chavo del 8

Calor en un paisaje robótico

La estimulante Annie Clark sigue escribiendo música absorbente e inteligente

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana