Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un submarino nuclear y un buque estadounidenses colisionan en el estrecho de Ormuz

No hay daños evidentes en la unidad de propulsión nuclear.- Hay 15 marineros levemente heridos

Un submarino estadounidense de propulsión nuclear ha colisionado con un barco anfibio de la Armada estadounidense en el estrecho Ormuz, en el Golfo Pérsico, sin evidentes daños en la unidad de propulsión atómica, según ha comunicado un alto mando de la Armada, en el segundo incidente de este tipo en dos meses .

"La colisión entre el USS Hartford y el USS New Orleans se ha producido a la 1.00 hora local", ha declarado el comandante de la flota en un comunicado, que informa además de 15 marineros que sufrieron heridas leves. Según las primeras informaciones, el depósito de combustible del USS New Orleans se ha roto en la colisión, lo que ha provocado el vertido de unos 90.000 litros de diesel.

La Armada ha dicho que ambas naves son enviadas regularmente a realizar misiones en esa región del golfo Pérsico y desarrollaban operaciones de seguridad. El estrecho de Ormuz es un angosto paso marítimo que separa a Omán de Irán y conecta a los mayores productores de petróleo del mundo, como Arabia Saudí, con el Mar de Arabia y el Golfo de Omán. Cerca del 40% del petróleo que se comercia mundialmente sale de la región a través de esta zona. Sin embargo, la Armada estadounidense ha asegurado que el tráfico naval no se ha visto interrumpido por la colisión, ya que ambas naves han podido moverse por sí mismas y han salido del estrecho.

Se trata de la segunda colisión que involucra un submarino en las últimas semanas. A comienzos de febrero dos submarinos, el británico HMS Vanguard y el galo Le Triomphant, ambos con cabezas nucleares en su interior, impactaron en mitad del Atlántico.