Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los lideres progresistas abogan por un papel más activo del estado ante la crisis económica

La reunión celebrada en Chile busca soluciones a la crisis económica mundial.- Zapatero aprovecha el encuentro para reunirse con Biden

Cuatro presidentes latinoamericanos, tres primeros ministros europeos y el vicepresidente de Estados Unidos han iniciado hoy una cumbre de líderes progresista en Viña del Mar, Chile para buscar una salida progresista a la crisis financiera global.

Bajo el lema "Crisis financiera global y los desafíos del desarrollo", los líderes de izquierda y centroizquierda buscan "respuestas progresistas" a la recesión económica y su impacto social, con el telón de fondo de la cumbre del G-20 que se celebrará en Londres a primeros de abril.

Así, el anfitrión de esa cumbre, Gordon Brown, ha insistido ante el plenario de esta cumbre en que "los gobiernos y los mercados deben regirse por los mismos valores éticos". El primer ministro británico ha abogado por una regularización más profunda del mercado financiaero. "La banca no puede estar sin supervisión, tiene que ser un control transfronterizo", ha asegurado Brown, quien ha agregado que "los que creían que los mercados pueden operar por el interés de las personas estaban equivocados. No se pueden autorregular".

Bachelet ha instado a evitar el proteccionismo, para lo que consideró esencial llegar a un acuerdo en la Ronda de Doha

En la misma línea, ia el presidente brasileño Luiz Inazio Lula da Silva ha abogado por "soluciones profundas y estructurales". "El mundo entero está pagando el precio del fracaso de una aventura irresponsable de aquellos que transformaron la economía en un gigantesco casino" ha asegurado el mandatario brasileño, quien ha pedido a los líderes progresistas no quedarse "prisioneros de paradigmas que se derribaron", al tiempo que ha hecho un llamamiento para que tomen la iniciativa en estos momentos de crisis. "Es una oportunidad que no debemos desperdiciar", ha sentenciado Lula. El mandatario brasileño aprovechó esta cumbre para anunciar la creación de un fondo social con los recursos del petróleo que su país va obtener de la explotación en el Atlantico.

Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha apostado por un nuevo modelo basado en el desarrollo de las energías renovables y en el ahorro energético antes se recuperará el crecimiento económico y, quienes antes apliquen ese modelo, "tendrán el liderazgo".

"Este es el momento de los progresista", ha subrayado Zapatero. "Estamos aquí la generación de líderes que no vamos a consentir toda la pobreza y la miseria que hay en el mundo", ha manifestado.

Zapatero consideró que un proyecto progresista debe basarse en tres pilares: la "apuesta por el cambio", basado en la investigación y la tecnología; la "democracia ciudadana", que debe implicar la democratización de la economía; y la "solidaridad", que incluye la lucha contra la pobreza y la apuesta por "economía verde".

La presidenta argentina, Cristina Fernández, ha defendido, por su parte, que el Estado adopte un papel más relevante ante la crisis con la concesión de créditos directos a las empresas sin la intermediación de las instituciones financieras. El Estado tiene que cumplir un rol aún más activo, porque estamos en una situación inédita de crisis", ha afirmado la mandataria argentina.

Reuniones previas

La cumbre de Viña del Mar ha servido también como escenario para la primera reunión entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y Joseph Biden, vicepresidente de los EE UU. En ella, Biden ha dado por cerrada la polémica por el anuncio de la retirada española de Kosovo.El vicepresidente estadounidense ha mostrado su "total compresión" ante la salida española, informa MIGUEL GONZÁLEZ.

Zapatero se ha reunido también con la anfitriona y organizadora de la Cumbre, la presidencia chilena Michelle Bachelet, que ha durado diez minutos y con el primer ministro británico, Gordon Brown, con el que ha estado reunido veinte minutos, según fuentes de Moncloa.

Zapatero llegó a las 11:00, hora española, Chile, para participar en una Cumbre de Líderes Progresistas organizada por la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, informa MANUEL DÉLANO. Es la sexta cumbre de este tipo que se organiza para discutir los desafíos de la crisis y buscar medidas progresistas para atajarla, medidas que eludan las tentaciones proteccionistas y populistas.

Además de la reunión con Bachelet, Brown y Biden, ésta última, la primera de Zapatero con un miembro de la Administración de Barack Obama desde que éste asumió la presidencia estadounidense, el presidente del Gobierno español tiene en la agenda otras reuniones bilaterales, una con el brasileño, Lula da Silva y con el primer ministro de Noruega, Jens Stoltenberg. En la cumbre están presentes también la presidenta argentina, Cristina Fernández y el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez.

Las reuniones de hoy estuvieron precedidas de una cena ofrecida por la anfitriona de la cumbre, la presidenta chilena Bachelet. Ante dos centenares de políticos e intelectuales, Bachelet defendió el aumento del gasto fiscal, y señaló que "la crisis no puede se enfrentar dejando de lado a la gente, a los trabajadores". Para evitar el proteccionismo, dijo ayer Bachelet, es esencial llegar a un acuerdo en la Ronda de Doha, la iniciativa de la Organización Mundial del Comercio que busca una mayor liberalización del comercio mundial.