Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Netanyahu señala el programa nuclear iraní como "la mayor amenaza a la existencia de Israel"

La coalición entre partidos religiosos, extrema derecha y el Partido Laborista consigue 69 votos a favor y 45 en contra

El Parlamento israelí ha dado luz verde esta noche (hora española), con el apoyo de 69 de los 120 legisladores de la Kneset, a las líneas maestras del Gobierno que liderará Benjamín Netanyahu, una coalición heterogénea compuesta por partidos religiosos, de extrema derecha y por el Partido Laborista.

Después de un debate de seis horas, el Likud, el ultraderechista Israel Beitenu, los partidos ultra-ortodoxos, el nacionalista-religioso Habait Hayehudí y varios diputados del Partido Laborista votaron a favor del programa del Ejecutivo. Se opusieron 45 diputados del Kadima de Tzipi Livni, los partidos de izquierda Meretz y Hadash y las formaciones árabes.

Inmediatamente después comenzaron a jurar sus cargos los treinta ministros que tendrá el Ejecutivo, el mayor en número de carteras de la historia del país.

"El problema nuclear amenaza nuestra existencia"

Benjamín Netanyahu ha afirmado durante una intervención durante la ceremonia de jura de su cargo que los actuales "no son tiempos normales" para Israel, que se enfrenta a importantes retos económicos y de seguridad, "dos crisis", ha asegurado, "que han llegado en un momento de grandes cambios internacionales". Junto a los estragos causados por éstas, Netanyahu ha enunciado otra prioridad ineludible para el nuevo Gobierno que encabeaza: el programa nuclear iraní, "la mayor amenaza a la existencia de Israel", según sus propias palabras.

Asimismo, el nuevo primer ministro del país, que también ha afirmado que está dispuesto a negociaciar la paz con Palestina, ha nombrado a Avigdor Lieberman, representante de la línea más dura del Likud, como ministro de Asuntos Exteriores y a Ehud Barak como ministro de Defensa.

Este miércoles, a las 06.30 hora peninsular española, el primer ministro saliente, Ehud Olmert, cederá la Jefatura del Gobierno a Netanyahu en un acto que por primera vez tendrá lugar en la residencia del presidente de Israel, Simon Peres.