Cuba se prepara para más "restricciones al consumo"

El ministro de Economía rebaja las expectativas de crecimiento previstas para este año

MAURICIO VICENT | La Habana 25 MAY 2009 - 21:08 CET

Los cubanos deben esperar nuevas "restricciones al consumo" debido a la difícil situación económica que atraviesa la isla. Así lo dijo el ministro cubano de Economía, Marino Murillo, quien admitió en el diario Juventud Rebelde que las expectativas de crecimiento económico previstas a inicios de año se verán rebajadas en un 60%. "El crecimiento que habíamos propuesto de un 6% [del PIB] no se va a lograr; prevemos conseguirlo en un 2,4 o 2,5%".

Economistas independientes como Pavel Vidal, investigador del Centro de Estudios de la Economía Cubana, afirman que el crecimiento puede ser aún menor e incluso llegarse a una situación de decrecimiento. Las causas de la crisis cubana son múltiples, pero entre ellas destaca la escasa productividad de la empresa socialista o el desequilibrio del comercio exterior (en los cuatro primeros meses del año, las exportaciones sólo alcanzaron el 22% frente al 78% de las importaciones).

más información

La caída del precio del níquel y otros productos que Cuba exporta, y la subida de los alimentos y de otras mercancías de importación han incrementado la fragilidad de la economía cubana, que en la actualidad es muy dependiente de los acuerdos con Venezuela. Todo se ha visto agravado por la crisis internacional y las pérdidas provocadas el año pasado por el azote de tres huracanes, que causaron daños valorados en 10.000 millones de dólares, aproximadamente un 20% del PIB.

Según Murillo, "la contracción mundial" está repercutiendo "en los renglones exportables del país y en una disminución de los ingresos por visitantes del turismo", y todo ello ha llevado al país a una delicadísima situación financiera, en la que cada dólar cuenta. "La inestabilidad de la economía mundial se podrá amortiguar sólo con la eficiencia y el ahorro", dijo el funcionario.

Murillo aseguró a Juventud Rebelde que "nadie va a quedar desprotegido" en la isla, pero reconoció que los "efectos de la crisis" se van a notar y que habrá "restricciones en el consumo". La alerta del ministro de Economía se suma a advertencias de otros funcionarios y artículos publicados en medios de prensa oficiales, que ya han anunciado la introducción de una serie de medidas excepcionales de ahorro de energía a partir de junio.

La situación es tan seria que el presidente del Banco Central, Francisco Soberón, adaptó la consigna revolucionaria de "Patria o Muerte", en lo ideológico, a "Ahorro o Muerte", en lo económico.

La semana pasada, Murillo sostuvo reuniones con jefes de los gobiernos provinciales y municipales para explicarles las medidas que se adoptarán para reducir en un 12% el consumo eléctrico de fábricas, servicios de salud y educacionales y otros centros estatales, que consumen el 50% de la electricidad del país.

En lo que va de año, el país registró un sobreconsumo de 40.000 toneladas de combustible para generar electricidad, que de mantenerse supondría un gasto adicional a finales de año de unos 100 millones de dólares, algo que las arcas estatales no se pueden permitir, dijo el ministro. Las autoridades han advertido que, en caso de que "no se logre frenar" el consumo eléctrico, los apagones regresarán a la vida de los cubanos.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Catalá aboga por “cerrar las heridas” del proceso soberanista

El ministro de Justicia invita a los catalanes a "seguir juntos" para superar la crisis

Hallada muerta una mujer dentro de su coche con signos de violencia

La víctima presentaba golpes en la cara y una herida punzante en la garganta

No es lugar para niños

La violinista surcoreana Kyung Wha Chung desata un enconado debate al reprender a los padres de una pequeña que tosía en su concierto de reaparición

Detenidos 14 hinchas de Riazor Blues por la pelea mortal de Madrid

La segunda fase de la Operación Neptuno se ha desarrollado en A Coruña

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana