Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vargas Llosa: "Venezuela podría convertirse en la segunda Cuba de América Latina"

Un foro que se celebra en Caracas se transforma en un 'juicio' al régimen de Hugo Chávez

De nada sirvieron las advertencias que recibió a su llegada, ayer, al aeropuerto de Caracas. El escritor hispano-peruano Mario Vargas Llosa afirmó hoy que Venezuela "podría convertirse en la segunda Cuba de América Latina" en la inauguración en Caracas de un foro sobre libertades que reúne a personalidades de sectores conservadores iberoamericanos.

La presencia del escritor en Venezuela ha provocado una considerable polémica, después de que las autoridades del país le retuvieran ayer durante 90 minutos en el aeropuerto de Maiquetía para advertirle que no hiciese declaraciones contra el presidente Hugo Chávez ni se pronunciase políticamente sobre el régimen. Al recuperar su libertad de movimientos, Llosa recalcó que su intención no era insultar a nadie, sino "expresar ideas". El que fuera candidato a la presidencia de Perú en 1990 consideró las advertencias recibidas a su llegada "intimidaciones".

Pero Vargas Llosa hizo oídos sordos a las recomendaciones del régimen. En la sesión de inauguración del encuentro, en un gran hotel caraqueño, el autor de Conversación en la catedral advirtió sobre la "deriva" del Gobierno del presidente venezolano, Hugo Chávez, que, en su opinión, "se acerca cada vez más a las dictaduras comunistas".

"No queremos que Venezuela se convierta en una sociedad totalitaria comunista. No lo es todavía porque si lo fuera no estaríamos aquí", manifestó el escritor. "Venezuela podría convertirse en la segunda Cuba de América Latina, pero no lo permitiremos", afirmó ante una audiencia de unas 400 personas.

El Encuentro Internacional Libertad y Democracia, que se inauguró hoy y concluye mañana, está organizado por el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico por la Libertad (Cedice) y cuenta con la participación de unas 50 personalidades, entre ellas Vargas Llosa, el ex presidente boliviano Jorge Quiroga o el ex canciller mexicano Jorge Castañeda. También asisten personalidades venezolanas de la oposición como el alcalde mayor de Caracas, Antonio Ledezma, cuya presencia en el acto suscitó los aplausos del público.

La momentánea retención del escritor suscitó de inmediato reacciones de apoyo y una cerrada defensa de la libertad de expresión por parte de mandatarios latinoamericanos y algunos de los participantes en el foro. El presidente de Perú, Alan García, manifestó su respaldo al novelista y expresó sus dudas de que alguien intente amordazarlo, pues se trata, dijo, de "un hombre que defiende la libertad y la democracia". En declaraciones a la prensa, García dijo que espera que Vargas Llosa tenga la oportunidad de "expresar sus ideas y pueda hacerlo finalmente con toda libertad. No creo que nadie se atreva a intentar amordazar a un hombre con tanto prestigio universal".

El incidente con el autor de Pantaléon y las visitadoras se sumó al acaecido el lunes con su hijo, Álvaro Vargas Llosa, quien también fue retenido durante varias horas por las autoridades aeroportuarias cuando llegó a Venezuela.

En paralelo al foro, el Gobierno venezolano ha convocado este jueves un encuentro de intelectuales afines y diversos actos culturales.